#OPINIÓN Barbados, Acosta Arévalo y Guaidó #10Jul

Joel Rodríguez Ramos | Ilustración: Victoria Peña |

Especialmente difíciles los días vividos por los venezolanos estas dos o tres últimas semanas. En realidad llevamos más de veinte años, viviendo un terror sin final. A veces oigo decir a  personeros del régimen madurista, es que la oposición ha conducido a la división y al odio en Venezuela.

Afirmación oficialista falsa e injusta. No olvido la expresión y al personaje que la popularizó, de “cúpulas podridas”; nunca olvido la señal del golpe de la mano derecha contra la mano izquierda, como diciendo si no piensas como yo, te espera una golpiza tremenda. Nunca olvido la expresión y el personaje que la utilizó innumerables veces de “plomo parejo”, esgrimida como amenaza contra el adversario y luego recogida como nombre de un programa televisivo que quiso demostrar el efecto negativo de la misma.

Quién usó la expresión “escuálido”, quién el “mazo dando”, quién la “hojilla”. Y podría seguir enumerando casos. Hoy, por todo eso, Venezuela es un país dividido y de personas que se odian. A pesar de todo esto, el presidente Juan Guaidó, puede señalar en su haber, aún en medio de insultos y desconsideraciones en su contra, haber sentado en una mesa de mediación, de negociación o de diálogo, al régimen madurista y a representantes de la oposición. Todo eso sin descuidar otros mecanismos de presión que puedan obligar a Maduro a un acuerdo que ponga fin a esta tragedia de la cual él es el principal responsable y sin cuya salida del poder, sea difícil una solución a nuestros males. Barbados parece que será el encuentro final para lograr un acuerdo. De lo contrario se puede desatar una situación de impredecibles consecuencias.

Un hecho que quizás juegue un papel preponderante en las reuniones de Barbados, sea el presunto asesinato del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo a manos del Sebin. Hecho ocurrido, por las torturas recibidas  en las mazmorras de la policía política del régimen. Por cierto, algunos personeros del madurismo acusan a Acosta Arévalo, como si eso fuera una excusa para asesinarlo, de haber llevado más de diez años conspirando dentro de la FANB. Recordé a Chávez y a muchos de sus compañeros del 4 de febrero de 1992, quienes siempre confesaron haber llevado muchos años, muchos más de diez, conspirando dentro de la FAN, contra la democracia venezolana. No habría llegado la señora Bachelet a la ciudad de Washington cuando ya se anunciaba la muerte del Capitán de Corbeta. Y para completar el panorama, el lunes 2 de julio se agrede en la ciudad de Táriba, estado Táchira,  al joven de 16 años, Rufo Chacón, hijo de una dirigente del partido oficialista, quien sólo protestaba por el servicio de gas doméstico. Lógicamente el usurpador sale ahora corriendo a dialogar o a negociar en Barbados. Es su última oportunidad y Guaidó la está sabiendo usar, tanto como advertencia para el régimen como para demostrarle a sus compañeros opositores, que sabe jugar ajedrez.

Guaidó ha sido un estratega fino. Ha sabido moverse. Nuestros aliados internacionales continúan sumando adhesiones al joven de La Guaira. Clara, muy clara la adhesión del Primer Ministro Italiano y sobre todo ante el presidente ruso Vladimir Putín, quien guardó un elocuente silencio. ¿Qué dirá el zar de la anti diplomacia Jorge Arreaza? Interesantes los días por venir.

Joel Rodríguez Ramos

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios