Dr. Jairo García Méndez: El TIAR no es la solución mágica para resolver los problemas de Venezuela #25Jul

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |

El doctor Jairo García Méndez, presidente de la Fundación Universitas, hace ver que el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) no es una solución mágica para los problemas que sufre la población venezolana.

Como se manejan las estrategias en el mundo diplomático no prevé una aplicación automática como mucha gente lo desea, dijo en entrevista con la redacción de elimpulso.com.

Se está hablando de una posible intervención de los 17 países que en el continente reconocen la presidencia de Juan Guaidó; pero, eso no puede ser posible de inmediato.

Venezuela denunció el TIAR en el 2013 y  todo el grupo Alba se sumó a esa decisión  para no entrar en el supuesto juego estratégico de Estados Unidos. Vuelve ahora a entrar en el orden jurídico venezolano.  

Sin embargo, debe notificarse al Consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). Eso es lo que se espera que se haga .

El presidente interino tiene que hacer la solicitud y, por supuesto, debe hacerse un debate en la Asamblea Nacional, el cual le corresponderá autorizar a Juan Guaidó. Ese proceso tardaría dos o tres semanas.

Luego, el presidente Guaidó se dirigirá a  todos los cancilleres de los diecisiete países.

Conviene resaltar que ese tratado fue aprobado antes de la creación de la OEA y origina dudas porque no está totalmente integrado, toda vez que habla de la Carta de las Naciones Unidas y, desde luego, tiene que articularse.

Habrá discusiones diplomàticas y seguramente el presidente de cada país planteará sus puntos de vista a la consideración de sus respectivos parlamentos. 

Como cada país tiene sus propios conflictos y visiones sobre Venezuela, no será fácil llegar a un consenso y éste tiene que darse con las dos terceras partes, es decir doce o trece representaciones de igual número de naciones. “Eso llevará tiempo, porque obviamente,  se plantearán diversas soluciones y la peor de todas será la de una intervenciòn armada”.

El tratado no dice cómo se va a conformar una coalición que es lo que se ha venido planteando en caso de que se produzca la intervención.

Es motivo para recordar que cuando Argentina tuvo el conflicto con el Reino Unido, no se aplicó el tratado porque el país sudamericano era agresor.

Cuando Rómulo Betancourt fue víctima de un atentado no hubo intervención contra República Dominicana, pero sí se debatieron sanciones.

Hasta ahora no ha sido operativo porque todo depende de un consenso.

Más presión

Cree el doctor García Méndez que utilizar la figura del tratado es otra forma de presionar al régimen, porque el TIAR no tiene un cronograma de actividades específicas para ponerlo en vigencia.

Considera que el informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que ha revelado el carácter criminal del régimen, convierte a Venezuela en un problema global por ser una amenaza internacional y una amenaza interna, ya que no garantiza la mínima convivencia nacional

El tema de la diáspora, el gran nùmero de migrantes que están llegando a otros países genera problemas de carácter social y para los Estados Unidos es un problema también por las denuncias de apoyo a grupos terroristas.

A pesar de todo lo expuesto, la intención que existe en el continente no es la de intervenir con violencia. Y se ha insistido en la décima quinta declaración del Grupo de Lima, la cual ha reiterado que el problema es de los venezolanos y la solución está en nuestras manos.

Es por ello que la presión tenemos que ejercerla nosotros y la ratificación del TIAR no es una panacea. “Ya basta de emociones que tanto daño ha causado a la esperanza que tenemos de vivir en plena democracia”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios