Venezuela: una economía bloqueada de cara a una nueva moneda mundial #31Jul

La influencia avasalladora de la Internet y su capacidad para replantear todas las formas de entender la sociedad genera nuevas e inmensas posibilidades para quienes puedan modelarlas primero. En 2020 una nueva moneda digital impulsada por el Ecosistema Facebook y respaldada por más de un centenar de soportes financieros a nivel mundial entrará en funcionamiento, el ambicioso proyecto se propone conectar transacciones a través del mundo entero dejando de lado fronteras y gobiernos. Desde la particular realidad de esta porción de mundo llamada Venezuela, ¿Cómo encararemos ese salto hacia adelante para la raza humana?

Nueva moneda producto de la crisis mundial

En 2009 el mundo aún se recuperaba de una fuerte debacle financiera originada en la bolsa de valores de Wall Street, que afectó la primera economía mundial y a todo el planeta. Ese mismo año el programador Hal Finney descargaba el software Bitcoin y pasó hacerse parte del nuevo ecosistema financiero el día en que fue lanzado por Satoshi Nakamoto su creador, el visionario empresario había desarrollado esta moneda digital para transacciones en internet, probabando la teoría de docenas de especialistas del ambiente ciberpunk. El software se volvió viral y la idea de una moneda con espíritu digital, sin barreras de ningún tipo fue adoptándose por una comunidad creciente de internautas.

Para poner en funcionamiento la audaz idea, bautizada como “Bitcoin” era necesario desligarse del sistema bancario tradicional a todo nivel, los Bancos Centrales de cada país serían los primeros en salir de la ecuación. Para tal fin se probó un sistema ya ensayado antes, el cual planteaba los famosos bloques o blockchain, en los cuales miles de personas conectadas a internet, verificaban las transacciones, contando con pequeñas comisiones por realizar su trabajo, a este ejercicio se le llamó “Minar”, una analogía al trabajo que realizan esas personas que hurgando en determinados lugares obtienen ciertas cantidades de minerales o metales preciosos.

Grandes retos para ganar confianza

Una década después, y tras discusiones, escepticismos, fallas tempranas en el sistema y varias crisis superadas las criptomonedas, bautizadas así por su basamento en códigos encriptados a manera de papel moneda digital han llegado para quedarse. En 2017 la mega Corporación Microsoft anunciaba que a través de sus plataformas de pago incluiría el Bitcoin como forma de pago, otras importantes compañías como Amazon y Starbucks se sumarían a esta tendencia generando un efecto en estampida. A dos años de este episodio compañías de alimentos, hoteles, moda, así como un largo y creciente etcétera proliferan en la red.

El anuncio de Zuckerberg que puso a todos alerta

Desde la aparición de las criptomonedas, gobiernos, sistemas bancarios y políticos han advertido las fallas de las monedas digitales, vacíos en la seguridad, ninguna supervisión por parte de los gobiernos y retardos en las transacciones son temas que hacen a los escépticos sostener sus argumentos. Pero a mediados de 2019 Mark Zuckerberg, el famoso co-fundador y cara visible de Facebook, anunciaba la creación de una Criptomoneda, llamada “Libra”. La idea pensada a lo grande, contaba con la asociación a monedas reales supervisadas por gobiernos y el respaldo de un centenar de plataformas de pago a nivel mundial como PayPal, Pionner, Amazon y Visa.

Realidad Venezolana frente a una economía globalizada

El gobierno venezolano desde 2003 ha instaurado una larga y sostenida serie de políticas tendentes a la desconexión con cualquier forma de comerciar libremente con el sistema global. Control cambiario, Ley de Ilícitos, Doble sistema de cambios y un sin fin de políticas tendentes al aislamiento se cuentan en los últimos años. Pero la hiperinflación y la desaparición forzada del poder del bolívar, han llevado al venezolano a buscar otras formas de transacción. Dólares en efectivo, Paypal, BOFA, SagePay se cuentan entre las alternativas para preservar el poder de compra del dinero.

El entorno digital abrió las puertas a nuevas monedas y su comercialización global

Ante las persistentes inconsistencia derivadas por el signo monetario oficial, las condiciones pudiesen estar dadas para que la “Libra”, se usará de forma considerable en el país, desplazando gracias a sus ventajas a las otras formas de pago no oficiales. Para especialistas como el venezolano Mike Blaster, Inversionista, investigador y estratega marketing digital, radicado en España, lo primero que puede pensarse es que se tome como una forma de pago más, para canjearse por moneda local u otra forma tradicional de dinero, sin embargo, es posible que por su practicidad comience a ser usada al mismo tiempo de forma masiva por muchas personas para diversas transacciones, inclusive ciertas franquicias y comercios pudieran comenzar a aceptarla, estaríamos frente a un cambio en la forma de uso del dinero, desde luego, todo esto es un escenario especulativo pero posible.

“La diferencia con esas otras formas de pago es el respaldo de Facebook, Instagram y WhatsApp estos soportes convierten a la Libra en una forma de pago más cómoda y confiable. Este nuevo paradigma incluye también a los bancos, la manera en que los conocemos tradicionalmente ya no son la única opción de ahorro y transacción, de hecho hace años que personalmente uso servicios de empresas tipo Fintex, allí puedes verificar tus datos con un pasaporte, realizar una entrevista tipo videoconferencia y finalmente obtener una cuenta en moneda extranjera”.

¿Qué seguirá después?,

En el siguiente paso, será cuando estemos hablando de una criptomoneda que no dependa de VISA, MasterCard o PayPal, finalmente estaremos frente al final de la Banca como la conocemos. No olvidemos que algunos de los controles más grandes que ejercen los gobiernos sobre las personas son a través de los bancos centrales en lo relativo a la moneda, cuando eso cambie, es probable que un nuevo sistema basado en blockchain verificados, sin elementos electorales no confiables sustituyan las formas de gobierno como las conocemos, desde luego es imposible saber cuándo sucederá pero seguro que Bancos Centrales, Gobiernos y estados lucharán contra eso de todas las formas posibles para que eso no ocurra.

Para la economista Liliana Ferreira, hay que comenzar por entender que la “Libra”contará con una plataforma mucho más eficiente que las ya conocidas hasta ahora, lo cual es una preocupación seria por parte del Sistema Financiero Mundial.

En el caso venezolano cualquier medio de pago que ayude a la población a enfrentar las limitaciones de la banca tradicional se adopta con rapidez, el tema con “Libra” puede ser la dificultad de adquirirla desde el dinero fiduciario, sigue ganando el uso de otros tokens y monedas que tienen plataformas en donde se pueden adquirir con bolívares sin necesidad de tener cuenta en USA o en europa. Además la gran cantidad de regulaciones que han impuesto los operadores financieros americanos a los usuarios venezolanos por causa de las sanciones del gobierno de los Estados Unidos a ciertos ciudadanos venezolanos, complica la operatividad y el uso con tranquilidad en Venezuela.

Sin embargo el caos ha hecho al venezolano mirar en otra dirección, las criptos han facilitado el salto a una conexión con el resto del mundo más allá del aislamiento que la política interna y externa pretenden impulsar. Es un fenómeno global pero acentuado en los lugares donde el viejo dinero en instituciones quebradas imponen limitaciones por eso las personas buscarán saltar del modo en que sea más fácil y más seguro.

Más allá de las políticas erradas y la capacidad antropológica del venezolano para sumarse con rapidez a las nuevas tendencias mundiales, el mundo fuera de las fronteras sigue cambiando, conectándose y buscando nuevas formas de generar oportunidades. Todos los estudiosos del tema aseguran que la humanidad se encuentra en el umbral de un cambio en las relaciones de poder jamás antes visto en la historia. Dicho en otras palabras, y parafraseando a Victor Hugo, “No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”, y el tiempo parece haber llegado.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios