Los pódcast son la nueva ventana que se opone a la censura comunicacional #1Ago

José Enrique Arévalo - @interkike7 | Foto: Cortesía |

Las tendencias en las plataformas digitales y redes sociales en general mutan con el paso del tiempo. Sin darnos cuenta, pasamos de consumir un tipo de material a otro, en una velocidad de tiempo muy rápida. Pero en el caso de Venezuela, esto se debe -en muchos casos- a una necesidad.

Actualmente, en Venezuela emergió y se estabilizó la tendencia de los pódcast, los cuales son archivos multimedia de gran duración, generalmente expuestos en audios y videos, con los que se suele tener una libertad de expresión bastante amplia, ya que las plataformas donde se comparten no son las convencionales, como radio o televisión, sino que hacen vida en Internet, mayormente en YouTube. Y por ende, las restricciones son muy escasas.

Distintos personajes del entretenimiento venezolano que fueron reconocidos por la ciudadanía a través de programas de televisión o radio, han aprovechado este impulso de los pódcast para aparecer nuevamente -y con mucha más libertad de expresión- en la palestra comunicacional, tomando en cuenta que los medios convencionales anteriormente comentados están pasando por etapas de bloqueos, pocos espacios y oportunidades muy reducidas de expresarse cómodamente.

Uno de los primeros que se estableció con esta modalidad, fue el profesor José Rafael Briceño, quien pese a tener un programa radial, conectó con «Que se vayan todos».

Otros de los casos para resaltar son los de «Nos reiremos de esto», pódcast de Jean Mary y Alex Goncalves, «Conectados» de Luis Chataing, «En defensa propia» de Erika de La Vega y/o «Escuela de nada» entre Leo Rojas y Nacho Redondo.

De esta manera se evidencia como los pódcast llegaron para ser una ventana para combatir las censuras establecidas en los medios comunicacionales de Venezuela, y poder informar, criticar y entretener libremente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios