#OPINIÓN Reflexión en positivo: Lo que el país espera #1Ago

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

Un pequeño pero poderoso grupo que mandan o gobiernan esta país, haciendo alarde de que nada está pasando, pero todo está sucediendo y para incomodidad  muy mal, para borrar las voluntades de los más débiles, afortunadamente aún quedan muchas fuerza moral y criterios  inquebrantables, que no se doblegan antes tantas maldades, indolencias y falta de respeto en todos los sentidos y dispuestos a cualquier costo buscar el camino a la solución y en nombre de Dios, por el bien de todos, debe ser pacífica y con inclusión donde el país  sea el ganador y que lo que pronto sucederá sea en la forma más humana e inteligente, que no deje más secuelas y sea una experiencia que beneficie aunque sabemos  que llevamos veinte largos años, veinte años que su brazo largo  llevado por la mala intensión  a todos, lamentablemente nos ha hecho daño sin duda, que hasta los causantes  y responsables del mismo ellos también no dudo que también tienen  su buena dosis de dificultades, cosa que en nada hace feliz a tantas y benditas voluntades que andan en busca del bien para todos y su preocupación es por un país próspero.

Osea que la búsqueda se concentra en la mayoría  por un país pacífico, digno de admiración donde todo funcione con fluidez y cesen los tantos obstáculos que solo sirven  para entorpecer  la creatividad y el talento de tantas gente buenas que quieren aportar y se desvirtué aquello que nadie ha podido desmentir, que el populismo ama tantos a los pobres que los multiplica,  por Dios no es eso lo que aquí deseamos, si este bondadoso  y bello país es rico, por tal todos tenemos el derecho a estar bien  y no seguir  ni convivir viendo tantos coterráneos en tan paupérrima situación, como si cometieran los siete pecados capitales o pagando el purgatorio en vida, todo esto está a la vista en cualquier rincón del país, por culpa de un ideal que nunca ha funcionado en ninguna parte del mundo, jamás funcionara, si nunca  ha dado pies con bola,por qué Dios  mío vas a permitir  que destruyan  todas y tantas riquezas  que nos dotaste,porque nos borras de la mente, esto tan grave y popular que reza así “ El socialismo es la religión Laica de los resentidos sociales y dura hasta que acabe con la fortuna de los demás” por favor recapaciten y por medio  del digno trabajo  saquemos este país adelante.

Llego el momento de terminar con la diatriba, buscar y buscar una perfecta unión porque se respeten los derechos humanos que ha causado tanto dolor, que sus derechos son violados antes de nacer, aun sabiendo que es la mayoría del pueblo que no tiene recurso ni para comprar unos pañales,  ni una pequeña porción de esperar a su criatura con unos vestiditos nuevos, como será para alimentarlo, si oigo constantemente que una leche o formula materna les dura cinco (5) días y cuesta más de Cien mil  Bolívares Soberanos (Bs.S: 100.000,00)  muy cerquita a  cuatro (4) salarios básicos,  más las vacunas de tradición  para los infantes, porque escucho que aquí cuestan cada una Quinientos dólares ($:500,00) cómo puede un trabajador cumplir con esas cosas tan indispensable e inalcanzable, por ejemplo lo que compramos casa en democracia y la dotábamos de todos  al precio de hoy  con menos del valor de media vacuna para infantes, hasta podíamos dar la inicial para un vehículo, por tal estos son violaciones cotidianas de los derechos humanos, que nadie se merece, sobre todo un padre de familia trabajador mucho menos tantos niños, si buscamos la paz,la unión, debemos reforzar nuestra voluntad,  dejando de ser habitantes pasivos y ejercer nuestra ciudadanía, dejar de buscar culpables  e instalar para que funcionen a toda máquina nuestra creatividad, apoyando sin escatimar esfuerzos a quien con toda sinceridad  nos ofrece un destino mejor, un país próspero que persiga los éxitos, el progreso, la riqueza y juntos disfrutemos la abundancia, la prosperidad y se le coloque  un freno a la fábrica de miseria y no aumente la pobreza para muchos inocentes y las riquezas para el grupo de indolentes y taimados que parecen que la disfrutan, dicen que quien se ciega en sus ideologías desviadas y nada cónsona con la realidad y que fue que el diablo le puso la mano  en la cabeza y les dijo “ escúchame hijos mío hazme caso” esto lo dijo Edgar Allan Poe, pero creo que quienes tomaron este consejo se pasaron, invito a dar una vuelta por el país para que vean cosas conmovedoras, violaciones cotidianas es lo que hay en abundancia, niños deambulados hasta altas horas de la noche, en busca de residuos para alimentarse, se puede vivir de muchos modos pero hay modos que no se puede vivir y todos los sabemos.

Sogapor Portuguesa, prestigiosa institución que agrupa buena parte del sector ganadero y productor del campo, empresarios hacedores que toman el trabajo con dignidad y el aporte al país como una obligación de generar alimentos sin preguntar quién lo consume o de qué color, religión o partido es usted, su compromiso es  con el país de hacer y no deshacer,como muestra venceremos los obstáculos en defensa del país, los gremios y nuestros deseos de ser parte de la solución y no de la destrucción, recientemente se celebró un magno y sabroso evento a casa llena,  muestra indiscutible de la verdadera Venezuela productiva, con ánimo invencible asertivo, trabajando más duro, ocupándose  en lo que sea positivo; por ello debemos  felicitar al presidente  Freddy Salazar,  a la Junta Directiva  y todo el personal de trabajo  muy eficiente que lo acompaña,  siendo muy importantes en los logros de la noble tarea y una mención especial a Doña Yosdaira García, quien ha sido  una aliada  leal como soporte a las metas y éxitos de nuestra institución Sogapor y al presidente llanero de “alante”  con bríos renovados, acompañándolo para que siga sus propósitos y logros de sus proyectos  por el bien del país, por ser muchos los que  deseamos un país prospero, en paz, solvente  y auto abastecidos.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios