#OPINIÓN Con voz propia: Cuando la tiranía se hace ley #2Ago

Alberto Jordán Hernández | Ilustración: Victoria Peña |

Narcorrupto régimen actualiza el pensamiento de Simón Bolívar: “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad” (Carta al Coronel Patricio Campbell, diplomático de Gran Bretaña, fechada en Guayaquil, 5 de Agosto 1829)

Algunos análisis la atribuyen a la temperancia: era un oligarca, dueño de hacienda con esclavos, odiaba a los imperios. Por lo general es una expresión utilizada, más que usada, fuera de contexto; como lo reafirma el historiador Manuel Caballero quien agrega que se trata de “una de las frases del Libertador que cuenta con el mayor favoritismo de la izquierda” (para bochorno de quienes nos formamos en ella -acotamos).

Entre otros argumentos se aduce a la permanencia William H. Harrison futuro Presidente de EEUU, como ministro plenipotenciario en Colombia, que presidía Bolívar,a quien calificaba de dictador y conminaba a fomentar el desarrollo de una democracia. El Libertador le respondió con la conceptualización de la frase, que en el recién aniversario 236 de su natalicio los dictadores corruptos Nicolás Maduro y Daniel Ortega de Nicaragua, reivindican. Peor provocación la del usurpador de Venezuela,con su General ministro de la Defensa: “decir chavista es decir Bolívar” e invocó el supuesto antiimperialismo.

Varios opinan que Bolívar jamás amó a EEUU; otros que  nunca lo odió, más bien admiraba cómo conquistó su independencia; lo indica de ser “el más libre y más bien constituido del universo”. Diez años antes de la polémica frase, en su doctrinario discurso del Congreso de Angostura enalteció que el yanky “es único en la historia del género humano, es un prodigio, repito, que un sistema tan débil y complicado como el federal, haya podido regirlo en circunstancias tan difíciles y delicadas”

Se albergó en 1807 unos cinco meses en EEUU; fue uno de los pocos latinoamericanos de su época que lo visitó.

“El Néstor de la Libertad” definía a Washington y ese Bolívar lo tildaban “Washington de América del Sur”.

Libertador de Venezuela fue el título otorgado por la Municipalidad de Caracas el 14 de octubre de 1813. Mucho antes, en 1799 le solicitaron al general Washington que asumiera el liderazgo del momento y se convirtiera en el «Gran Libertador de América».

“Pienso que sería mejor para América del Sur adoptar la forma de gobierno del Coránantes que la de los Estados Unidos, aunque la última es la mejor en la tierra”, decisoria expresión bolivarense

La primera ciudad en la historia con el nombre de Bolívar se fundó en Tennessee, cuyos habitantes le pusieron ese nombre.

Para 1821 en los EEUU contaban 15 localidades que llevaban el nombre de Bolívar. Al menos existen al menos 42 ciudades en honor al Libertador. 

En 1825 le otorgaron a Bolívar un medallón con el retrato “del autor dela libertad en la América del Norte”.

Con el nombre de Bolívar existen 84 secundarias en el territorio estadounidense.

En 1964 bajo Presidencia de John F. Kennedy, la Armada lanza el Submarino Nuclear USS “Simón Bolívar”.

Todo este panorama resalta en la celebración del XXV Foro de Sao Paulo, ideado en 1992 por Lula Da Silva y Fidel Castro con el propósito de reunir a los movimientos de izquierda de distintos lugares del planeta. Lejos estaba de la ideología comunista del régimen que hoy lo celebra sometiendo al pueblo en una cruel hambruna. Arrogante se declara estar listo para una “guerra absoluta” contra EEUU.

Muchas son las lecciones amaldados y/o malvados nominados bolivarianos para perpetuarse en el Poder, que gran parte del planeta  desaprueba.

Como narcorrupto régimen norma sus crueles métodos, al pueblo corresponde el mandato de Bolívar: la rebelión es un derecho.

AL MARGEN. El nominado del Estado Guaira lo están imponiendo algunos comunicadores, que –esperamos- sin pensar lo menos precian al  único prócer  civil, cuyo nombre José María Vargas, se había asignado a esa entidad.

Alberto Jordán Hernández 

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios