#Fotos Robin Williams: Una estrella irremplazable del cine #11Ago

Texto: Yorvi García | Fotos: Cortesía |

A cinco años de su muerte, Robin Williams es recordado como uno de los artistas invaluables del séptimo arte. Representó a personajes que quedaran grabados en la memoria de quienes se rieron con cada parlamento y su elocuencia al actuar.

Las causas de su fallecimiento estremecieron a los medios de comunicación y al mundo en general. Su suicidio a causa de una depresión fue el hecho que muchos seguidores de este genio nunca entendieron.

Mientras Robin Williams habitualmente traía risas y alegría a sus innumerables admiradores, el querido comediante y actor mantuvo en secreto sus batallas personales de salud.

En una carta publicada por su esposa, se confirmó que meses antes de su muerte, Williams había sido diagnosticado con Parkinson a sus 63 años. Motivo que al parecer fue un factor determinante para la funesta decisión final del actor.

Su huella en el cine

El carisma y alegría de Robin Williams nos acompañó en la pantalla grande por más de 30 años, ganador de seis Globos de Oro y dos premios Emmy, fue nominado al Oscar como mejor actor principal hasta en tres ocasiones, pero su única estatuilla la logró en la categoría de mejor intérprete secundario por su papel de perspicaz psicólogo en El indomable Will Hunting (1997).

Sus mejores personajes

A lo largo de su carrera nos entregó caracterizaciones inolvidables, impregnando su esencia en los personajes que le tocaba encarnar. A continuación repasaremos los 10 papeles que más recordamos de su filmografía.

Sean Maguire – Mente Indomable (1997)

Su caracterización de Sean Maguire le valió su único Premio Oscar -a Mejor Actor de Reparto-, por una película que revolucionó el cine de finales de los años 90.

John Keating – La Sociedad de los Poetas Muertos (1989)

Un hombre distinto e inspirador que revoluciona todos los lugares por los que pasa. Uno de los primeros éxitos de Robin Williams que le valió su segunda nominación al Premio Oscar, por su interpretación de John Keating, el profesor que todos alguna vez hemos deseado tener.

Adrian Cronauer – Good Morning Vietnam (1988)

El film que le entregó su primera nominación al Premio Oscar. Una cinta biográfica que repasa la vida del locutor Adrian Cronauer, quien en la Guerra de Vietnam trabaja en la radio del ejército. Los mensajes a favor de la paz molestan al gobierno, pero su carisma logrará conquistar a los soldados. Una gran interpretación de Williams.

Peter Banning/Peter Pan – Hook (1991)

Una nueva versión de Peter Pan, quien a pesar de la edad mantiene su inocencia y deseos de justicia. Robin Williams era una especie de niño adulto, que nos cautivaba con su mirada esperanzadora. Hook es algo así como una secuela del clásico cuento infantil y nos muestra la versatilidad del actor norteamericano.

Daniel Hillard/Sra. Doubtfire – Papá por Siempre (1993)

Una comedia hilarante que guarda mensajes de amor profundo. Gran desafío para Williams, que tuvo que dar vida a dos personajes, para entregarnos escenas inolvidables en las que se desdobla, logrando ser hombre y mujer. Con un final intenso, Papá por Siempre es el infaltable en lo mejor de la filmografía de Robin Williams.

Alan Parrish – Jumanji (1995)

Es difícil no recordar esta mágica película que nos invitó a viajar por mundos fantásticos. Pero sin duda el que más sabía y podía enseñarnos sobre Jumanji es Alan Parrish, un hombre que por más de 20 años estuvo perdido en el juego. Una de las especialidades de Robin Williams como personaje protagónico.

Jack Powell – Jack (1996)

Dar vida a un niño a los 45 años es un reto complejo para cualquier actor, pero Robin Williams no era cualquier actor. Jack Powell sufre una extraña enfermedad que lo hace crecer tres veces más rápidos de lo normal, así debe afrontar su infancia en el cuerpo de un adulto. Entrañable personaje.

Patch Adams – Patch Adams (1998)

Otro rol biográfico que Robin Williams logra a la perfección, al entregaele características personales que potencian mucho más su personalidad. Patch Adams pasó a ser parte de la cultura popular y esta cinta llegó a ser igual de conocida que el propio médico original.

Andrew Martin – El Hombre Bicentenario (1999)

Este fue un desafío particular para Robin Williams, ya que en este film futurista tuvo que dar vida a un robot de limpieza que sorpresivamente comienza a tener sensibilidad humana. Un progresivo desarrollo de personaje que pasa por todas las emociones posibles.

Theodore Roosevelt – Una noche en el Museo (2006)

Uno de los presidentes más apreciados en la historia de Estados Unidos es Theodore Roosevelt y quien más para encarnarlo que Robin Williams. Un papel de soporte en la cinta de Ben Steller que tuvo dos secuelas, la segunda de ellas, Una Noche en el Museo 3: El Secreto de la Tumba, sería su última película, estrenada de forma póstuma.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios