Estiman que el dólar superará los 40 mil bolívares en diciembre #28Ago

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |

El dólar sigue su ascenso en el mercado venezolano. Ya en la calle ha superado los veinte mil bolívares por unidad. Y no hay un tope en el sentido de que pudiera llegar a los treinta mil bolívares en el curso de los próximos dìas. Incluso, se estima que pudiera cerrar el año sobre los 40 mil bolívares.

Así lo expresa el doctor Orlando Zamora, exjefe del Departamento de Riesgos del Banco Central de Venezuela y analista financiero independiente, al ser entrevistado por elimpulso.com.

Fuera de norma y lógica

Existen circunstancias propiciatorias para el deterioro del bolívar, comenzando por la liberación de precios tolerada por el Ejecutivo Nacional.

La política de restricción del crédito bancario ha sido superada. Por la vía exclusiva del dólar se adquieren los bienes y servicios. No hay decisiones urgentes que sinceren la economía.

Estamos en una situación de comportamiento fuera de toda norma y lógica, indica. 

Y esto se explica porque la gente necesita aprovisionarse de lo que sea mediante importaciones. 

Está paralizada prácticamente toda la producción nacional. No hay manera de incentivar la inversión.

Desapareció el salario

Evidentemente, el dólar está demostrando la ausencia total de políticas decisivas y la necesidad de proveer de divisas sobre todo ahora que tenemos encima los meses de noviembre y diciembre cuando se requieren mercancías para el fin de año.

El sector que puede vivir es que tiene ingresos en dólares. Los más necesitados se encuentran arrinconados. El salario ha desaparecido como institución. No hay manera de trabajar con bolívares. Hemos llegado a una situación extrema.

El régimen insiste en su propósito de llevar adelante su política fracasada. Y no podrá tardar mucho en decretar un nuevo aumento salarial.

Endeudamiento con bonos

Ya ha aprobado un endeudamiento de 36 billones de bolívares en bonos que pondrá a disposición de quienes podrán adquirirlo, que será la banca. Pero, persistirá la incertidumbre porque no es posible que la economía crezca porque ningún país se atreverá a ayudar mientras no se restablezca la democracia.

El régimen ha venido persistiendo en la fabricación de dinero inorgánico al punto de que ya ha alcanzado 11 billones de bolívares de ese tipo. Esto representa irresponsabilidad, ausencia de sustentación de lo económico. Es una economía artificial. Y siguen sin ponerse en actividad los sectores de la producción y, por supuesto, no se está propiciando el empleo.

Tres decisiones a tomar

Urge tomar medidas. El Banco Central de Venezuela debe poner orden sobre el gasto improductivo.

Mientras no se desarrolle la producción, el sector privado seguirá importando con un dólar desbocado. 

Ha llegado la hora de que se establezca, primero, un tipo de cambio creíble, real. Segundo, fortalecer las reservas del BCV- Y tercero, solicitar asistencia del Fondo Monetario Internacional. Sin esas condiciones, el dólar seguirá imparable. Hacia arriba todo el tiempo. Porque estamos en presencia de una economía desahuciada, sin orden, sin fijación de metas objetivas.

Inflación del 20 mil por ciento

La situación de Venezuela es muy grave porque abandonó la economía de mercado y el Estado se convirtió en el actor más importante, pero ha dejado las cosas peor de como las encontró. Y es por eso que su “fortaleza” (entre comillas) es de la mayor vulnerabilidad porque no tiene forma de mantenerla. Está tratando de endeudarse en bolívares, manteniendo cerrado el crédito bancario y empeorando las condiciones de vida de la población. No tiene salida a menos que concierte porque se haya aislado por las sanciones, que se incrementarán en los días por venir. Y la inflación, según estimaciones de organismos internacionales, podría llegar al 20 mil por ciento para el cierre del año.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios