#OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: Inédito #4Sep

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

“Sin salud la vida no es vida; es solo un estado de languidez y sufrimiento…

 Una imagen de la muerte.”

Siddharta Gautama. (563-483 a.C.9

Siddharta Gautama, mejor conocido como buda fue un sabio que nació en las estribaciones del Himalaya y enseñó principalmente al norte de la India, fue el fundador del budismo.

La situación a la cual estamos siendo sometidos es inédita. No se podría definir el poder de adaptación y/o de aguante que estamos demostrando los ciudadanos formados bajo los inalienables e inexpropiables principios de libertad y democracia característicos en nuestros genes.

Hemos soportado infinidad de insensateces y arbitrariedades, atropellos, conculcación de elementales derechos humanos, comprobadas y comprobables torturas a seres humanos, utilización desproporcionada de la fuerza armada, abusos de autoridad, difamaciones, injurias, falsos positivos. La mayoría de estos desmanes están plenamente sustanciados en informes realizados.

Caemos en un abismo sin fondo desconocido.

Quienes quedamos en la Venezuela diezmada por la diáspora inmisericorde estamos siendo sometidos a una constante tortura física y mental.

Se ha alertado insistentemente que estamos bajo la amenaza de emergencia epidemiológica, la insalubridad imperante por la falta de recolección de la basura que exacerba la proliferación de moscas, zancudos, mosquitos, ratas, cucarachas, caracoles africanos, arañas y/o cualquier otra alimaña contaminante aunados a la casi inexistencia del suministro de agua potable, responsabilidad exclusiva de Hidrolara, así lo hace presumir.

Cualquier persona pensante puede imaginar los traumas enfrentados por una familia donde un ser querido se enferme de las vías digestivas y se le presente una diarrea, sin disponer del agua necesaria para suministrarla a los equipos sanitarios (W.C.).

No creo difícil suponer que, en cualquier ciudad, la insalubridad ocasionada por la basura sin recolectar y la ausencia del agua potable necesaria para el aseo y la limpieza, son los posibles detonantes para desatar cualquier tipo de enfermedades; si a esto le sumamos que la poca agua que se suministra a la población viene acompañada con químicos que en grandes cantidades son nocivos a la salud,conllevaría a una conclusión.

La hiperestanflación que destruye al país sólo puede pararse si logramos echar a andar el aparato productivo para cubrir de bienes las necesidades que se tienen, pero: ¿Cómo lograrlo si no se dispone de la energía necesaria para activar la maquinaría productiva de manera eficiente? Vivimos en la incertidumbre de lo que ocurrirá con la energía eléctrica y tampoco disponemos de los combustibles necesarios (Gasoil y/o gasolina).

Las cuatro fases de una sana administración son: “Planificación, ejecución, supervisión y control”.

¿Cómo realizar una correcta planificación si no sabemos si la electricidad se nos quitará al apenas activar los computadores y no tenemos el combustible para encender las plantas eléctricas? ¿Cómo elaborar un presupuesto sin poder presumir la variación del valor de nuestra moneda ante el dólar, estando el país dolarizado?

Se rumora que la siembra de alimentos tan sólo alcanzó un 10 o 15 por ciento de las necesidades, y la realidad de que este ha sido un año extremadamente seco, entonces no es difícil vaticinar como serán nuestras navidades y no se trata de los juguetes o los estrenos, si no de la comida de nuestros niños.

Entre tanto, este lunes 2-9… ¡Mercabar luce vacío!

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios