#OPINIÓN Ventana abierta: El dólar baja y nada rebaja #11Sep

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

Para recordar:

“Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada”

(Mateo 24:2)

Es triste ver que hay personas en el mundo que a Cristo lo ven como un gran profeta, o lo tildan de un gran hombre y no se atreven a aceptar que es el Hijo de Dios; que es Dios mismo; quien está a la diestra de su Padre. Y aunque todo lo que predijo se está cumpliendo, lo hizo porque así lo dispuso su Progenitor (Hebreos 1: 1-3). Y quien lo niegue, en la Biblia dice que se le llamará “anticristo” o mentiroso (1ª Juan 2: 22, 23).

El texto de hoy, se repite en Lucas 21:6, 20, 21; Lucas 19: 43,44, y estos se refieren al cerco y destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C., y desde ese momento el pueblo Judío dejo de ser el pueblo especial de Dios sobre la tierra. De allí en adelante se “abrió el compás” a los Gentiles y a ellos mismos, para cumplir la palabra de Cristo que sería predicado el evangelio del reino en todo mundo y entonces vendría el fin (Mateo 24:14).

Tal vez, algunos se preguntan ¿Qué relación tiene el tema que el dólar baja y nada rebaja, con el cerco de Jerusalén? Diremos que mucho. Porque, algunos judíos no huyeron cuando debían salir, ante el asedio de los romanos; ya que Jesús había anunciado, especialmente del templo, que no “quedaría piedra sobre piedra”. Los que se quedaron dentro de la ciudad, se comieron a sus hijos y terminaron consumiendo hasta las suelas de sus sandalias, antes de morir.

Hace muy poco, hablamos del tema: “El boicot” (04/09/19, opinión, EL IMPULSO) y decíamos que: Si aplicamos un gran boicot corríamos el riesgo de morir de hambre, porque se está “jugando” con los productos de primera necesidad. Y referimos que el costo de producción, en Venezuela, no cuenta, sino que se basan en el precio del mercado exterior. Tampoco se trata de controlar el precio de venta, sino sincerar dicho costo; nadie fabrica para perder y a su vez desparecen los artículos.

En concordancia con nuestro escrito, a través del WhatsApp, se está promoviendo hacer un boicot a los huevos, los tomates y otros tantos productos que están exorbitantemente caros. Eso no sería malo, pero debemos tener cuidado y vigilar nuestra salud: No vayamos a comprar los huevos después que bajen y ya estén podridos o pasados.

Cuando el dólar aumenta, todo el mundo sube los precios: Sean comerciantes, industriales, mecánicos, médicos, albañiles, plomeros, transportistas, entre otros. El resultado es que ¡Hay muchos enriqueciéndose a costillas de los demás!

Preguntamos: ¿Por qué las personas que colocan precios por las nubes, cuando el dólar baja, no bajan los precios? 1) Por culpa de nosotros. 2) Por los usureros. 3) Por culpa de los gobernantes. Lamentablemente, los que gobiernan son los que deberían poner orden, pero parecieran beneficiarse de esta anomalía para continuar echándole la culpa al exterior y se presume que ellos mismos le están sacando provecho comercial a esta situación.

No obstante, quienes le están sacando hasta el último centavo a los que ganamos prácticamente “nada”; relacionando el sueldo con el gasto, tendrán su parte en el juicio  (ver Santiago 5: 1, 2). Pero, de seguir así ¿Nos pudiera pasar como al pueblo judío cuándo lo romanos los cercaron? Realmente, no deseamos eso para nuestro país.

Sin embargo, no todas son malas noticias, porque en Lucas, en el capítulo 21, verso 18, sobre el mismo tema dice: “Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá”, y el ofrecimiento es para el que sufre por causa del evangelio, y también para quienes no desvíen la vista del único Ser que nos puede sacar del atolladero: Jesús. Por ello, es nuestro deber ayudar a preparar al pueblo para su Segundo regreso; debemos tratar, inclusive, que los gobernantes o no, dejen la intransigencia y siga muriendo nuestra gente, porque pronto darán (daremos) cuenta a Dios, quien pagará a cada quien según su obra (Romanos 2: 6-8).

Eduardo Iván González González

www.ventabiertalmundo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios