Maduro está en desventaja estratégica para ir a la Asamblea General de la ONU #13Sep

Texto: Pacífico Sánchez | Foto: Archivo IMP |

El informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, las sanciones del gobierno norteamericano sobre funcionarios del régimen, las provocaciones con la movilización de tropas y armas hacia la frontera con Colombia y el temor de que puedan producirse incidentes de venezolanos en las inmediaciones de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York son, fundamentalmente, las causas que le impiden a Nicolás Maduro hacerse presente en la 74 asamblea general de la ONU, la semana próxima.

Coinciden sobre todo en la violación de Derechos Humanos nuestros entrevistados: Piero Trepiccione, politólogo y profesor universitario; el Dr. Rafael Narváez, exparlamentario y defensor de Derechos Humanos desde hace más de treinta años; el profesor Pedro Pablo Alcántara, exparlamentario y asesor de la Asamblea Nacional; y el diputado Alfonso Marquina, de la bancada opositora por el estado Lara. 

En desventaja

Trepiccione señala que Maduro sabe que en este foro global se encuentra en una posición de desventaja estratégica. Es muy fuerte la alianza democrática que existe entre la Unión Europea y los Estados Unidos, así como la mayoría de los países de América, que se ha mostrado contraria al régimen venezolano y desconocen  al jefe del Ejecutivo Nacional.

A esa circunstancia se añade el demoledor informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Dra. Michelle Bachelet, que exige la eliminación de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional y otras recomendaciones, que no han sido aplicadas. 

De igual modo tienen que influir en esa decisión las sanciones del gobierno de los Estados Unidos contra funcionarios del régimen.

Otro hecho que se debe considerar es que hay una movilización militar en la frontera, lo cual ha dado pie para que el presidente de Colombia, Iván Duque, con llevar ese caso a las Naciones Unidas.

Y las de que se presenten sorpresas diplomáticas desagradables, como sería que venezolanos se apostaran en el aeropuerto por donde llegaría o en las inmediaciones de la sede de la ONU para protestar contra Maduro por la situación interna del país, sobre todo por   los presos políticos y el colapso de los servicios, en especial el sistema eléctrico y la falta de gasolina.

El régimen sólo tiene el respaldo de Cuba, Nicaragua, Bolivia y eventualmente México. 

Todo eso lo habrán puesto a pensar para que al final diga “no voy”.

No es fácil dar la cara

Para el Dr. Rafael Narváez no es fácil para Maduro dar la cara en las Naciones Unidas al no haber acatado las resoluciones sobre Derechos Humanos por parte de la Organización de Estados Americanos desde el 2014  y la propia ONU en este 2019. Al no haber aceptado las recomendaciones que se le han hecho para tomar medidas contra los cuerpos de seguridad que han cometido todo tipo de violaciones, no asistirá y enviará a sus subalternos. Descalificó el informe Bachelet y mintió a todas las víctimas, además de cometer crímenes horrorosos a través del Sebin y la Dirección General de Contrainteligencia, al igual que con las  FAES.

“En rueda de prensa he pedido que diga si está vigente o derogada la Constitución, cuyo artículo 19, que garantiza los Derechos Humanos es violado permanentemente”.

Al régimen no le interesa la salud de la población, ni las migraciones, ni la vida de quienes están bajo su control.  El Ministerio Público no ha permitido inspeccionar el Sebin ni la Dirección General de Contrainteligencia. Y la Defensoría del Pueblo está desaparecida.

No puede presentarse con su cara lavada a las Naciones Unidas porque siente temor, asegura a elimpulso.com. 

Se le desconoce

Pedro Pablo Alcántara dice que el régimen está bajo el impacto del desconocimiento internacional y cuenta con respaldo de países que  tienen poca significación en la órbita mundial.  

La mayoría de los países del continente americano está a favor de la democracia, los derechos humanos, la educación, la ciencia y la salud

Maduro sabe que como su gobierno no tiene respetabilidad porque aquí se cometen violaciones de los Derechos Humanos de toda naturaleza y el mundo sabe que tiene secuestrado al vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, quien no ha podido designar abogados propios y acudir a una corte para ejercer su derecho a la defensa, su presunción de inocencia y el derecho al debido proceso, no va a poder engañar a la Asamblea General de la ONU. Por eso no irá.

No podrá defender lo indefendible.

Así lo dice el diputado Marquina. Está claro cómo se violan los Derechos Humanos, la judicialización, el autoritarismo, los centenares de presos por el único delito de querer vivir en democracia y en libertad, así como existe una migración masiva por las pésimas condiciones de vida de la población, entre otras circunstancias graves que tiene el país. No puede Maduro escurrir el bulto. Hay un concierto de naciones pidiendo que se restituya la democracia. Y ese es el temor que tiene Maduro de que no hallará como defender su régimen, expuso.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios