#OPINIÓN Lectura: Respuesta #8Oct

Carlos Mujica | Ilustración: Victoria Peña |

Con mucho gusto respondo a la inquietud de mi corresponsal Adriana Erazo Ruíz, para satisfacerla. “Multiforme” quiere decir que múltiples formas lo estructuran. La lengua es una de esas formas, la más conocida.

La lengua es un sistema, pero también una forma. La música es un sistema, pero también una forma. La pintura es un sistema y una forma. La escultura, sistema y forma. La danza (ballet), sistema y forma. Es decir, que todos estos sistemas han organizado recursos de la naturaleza mediante la aplicación formal de sistematizar. La multiformidad del lenguaje obedece a que cada sistema tiene su formas; son independientes unos de otros. La lengua es un sistema de signos fónicos que se reproducen de modo oral: el habla. La música es un sistema de signos sonoros que la voz, instrumento humano perfecto, utiliza para cantar. La pintura es un sistema de signos visuales del color que se manifiesta en el lienzo y muchos otros medios visuales. La escultura es un sistema de signos formales, que hace uso de las formas para esculpir. La danza es un sistema de signos coreográficos que se ocupa del movimiento. Entonces tenemos: la voz para el habla, el sonido para el canto, el color para la pintura, las formas para la escultura y el movimiento para la danza y el ballet. El teatro es un sistema que tiene vigencia debido a la síntesis de los sistemas anteriores mencionados.

Son sistemas organizados mediante la intervención activa de la facultad del lenguaje. Por esto, dice Saussure, que no se debe confundir la lengua con el lenguaje; la lengua, como lo dejamos dicho inicialmente es un sistema de signos; es decir, como todos los sistemas, es convencional. Hay un aspecto muy interesante de resaltar, todos estos sistemas del lenguaje sirven al arte. La lengua para la poesía y la narración. La música para la composición de obras como sinfonías, conciertos, suites, ballets, música popular y folklórica, etc. El color para el lienzo, el mural, caballete…la pintura en general. Las formas para la arcilla, el mármol, la escultura en general. El movimiento para la danza propiamente, el ballet, y otros estilos de movimiento.

Heteróclito, que se aparta de las reglas ordinarias. Viene del griego “heteros,” otro; klimein, doblarse. Si se aparta de las reglas, se dobla. Cada sistema en nada se relaciona con los demás. El habla no es el sonido, ni el sonido es el color, ni el color es las formas, ni las formas el movimiento. De aquí que la facultad del lenguaje es multiforme y heteróclito.

Carlos Mujica

[email protected]

@carlosmujicaa928

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios