Cambiar de nombre a la parroquia Juan de Villegas no es más que un capricho del alcalde Luis J. Reyes #9Oct

Texto: Redacción El Impulso | Foto: Archivo IMP |

A juicio de los dirigentes sociales de la parroquia Juan de Villegas Alcides Pérez y Eudis Lobatón, el cambio de nombre de esa jurisdicción no es más que un capricho del alcalde Luis Jonás Reyes y hacer esa consulta es un demás, “porque aquí todos sabemos que le van a poner el nombre de Guerrera Ana Soto y por eso hacemos un llamado a los vecinos a no acudir a la consulta este 12 de octubre”.

En tal sentido, Lobatón hizo un llamado a las autoridades municipales para que recapaciten, ya que no tiene ningún sentido llamar a un referéndum para cambiarle el nombre a la parroquia y gastar recursos en ese proceso, cuando allí predominan otras necesidades que afectan a los mil quinientos que conforman esa parroquia.

“Aquí tenemos serios problemas de vialidad, las calles están llenas de huecos, el alumbrado público es muy deficiente, la mayoría de las canchas están en estado deplorable, los drenajes y quebradas representan un constante peligro a la llegada de las lluvias, la basura nos inunda y ahora vienen con un referéndum consultivo para cambiarle el nombre a la parroquia, lo cual no se corresponde con la actual situación de crisis y nosotros venimos a reivindicar a quienes no tienen voz en esta parroquia”, indicó Lobatón.

Dijo el dirigente social que en esa parroquia se están muriendo de sed y de hambre “y ahora vienen con una supuesta consulta popular para cambiarle el nombre y eso no es más que un adefesio jurídico que lo que va a hacer es generar gastos innecesarios y más burocracia”.

Por su parte, Alcides Pérez, manifestó que la falta de servicios elementales como agua, luz y gas en esa parroquia violan los derechos humanos de quienes allí habitan, “porque el derecho a los servicios es un derecho humano”.

“No entendemos cómo desde la alcaldía se invierten recursos para esa consulta, cuando tenemos en el Ambulatorio de la Carucieña la ambulancia parada por falta de cauchos. Despilfarran el dinero y la prioridad de Juan de Villegas son los servicios públicos”, enfatizó Pérez.

Hizo un llamado a los habitantes de la parroquia a quedarse en sus casas el próximo 12 de octubre y no acudir a la citada consulta, “porque eso es un capricho y ya todos sabemos que le van a poner el nombre de Ana Soto”.

Llama además la atención que entre las opciones no figura la de dejar el nombre actual de Juan de Villegas a esa parroquia. “Hacemos un llamado al alcalde Luis Jonás Reyes para que gobierne y recuerde que cuando él era diputado le gustaba criticar bastante y ahora que tiene dos años al frente del municipio, su gestión no se siente en la parroquia Juan de Villegas”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios