#OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: La satisfacción del deber cumplido #9Oct

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

“Una vez un hombre tuvo un sueño, soñó que la vida era un gozo, despertó y vio que la vida era un deber, actuó y entendió que el deber cumplido es un gozo.”

ANÓNIMO.

Debemos reconocer nuestras obligaciones morales, se hace obligatorio el rescatar nuestros principios y valores que tradicionalmente nos han caracterizado y que han sido aceptados y reconocidos internacionalmente.

Es imprescindible el destruir definitivamente a las ideológicas desfasadas y fracasadas en todas las regiones del mundo donde se han pretendido imponer.

Los falsos profetas que han envenenado las mentes de los ingenuos o de los ignorantes deben ser desenmascarados con la verdad, comprobando los hechos de forma o manera que no quede duda, sólo así no podrán resurgir antes los problemas que se tendrán que enfrentar, sobretodo, al comienzo de cualquier sistema que represente el rescate y la continuidad de un sistema de libertades, en un Estado democrático.

Nadie, absolutamente nadie, puede esperar que va ser fácil, los daños ocasionados al país en los ámbitos políticos, económicos, sociales y culturales, son demasiado graves, como para pretender que llegará un mesías y pondrá las soluciones.

Será deber de todos y cada uno de los habitantes de esta “Tierra de Gracia” actuar de manera mancomunada en pro del resurgimiento de la república que heredamos de nuestros padres libertadores.

El bienestar de la sociedad está determinado por el poder productivo que tengan sus ciudadanos, amparados por un gobierno que imponga el “Estado de Derecho” que respete al “Estamento Legal” tal y como quiso expresarlo el espíritu, propósito y razón del legislador probo.”

El derecho al trabajo y su remuneración digna, justa y equitativa, son irrenunciables “Derechos Humanos”.

“Trabajar para no obtener beneficios… ¡Es simple esclavitud!”

El respeto a la propiedad debe restaurarse y sentar precedentes para que ya jamás se vuelva a violar. La propiedad, generalmente, es el resultado del trabajo honesto realizado y la mayoría de ese resultado lo constituye la acumulación del beneficio obtenido a través del trabajo de varias generaciones. Es por eso que han sido innumerables, e invaluables, los daños colaterales ocasionados por el abuso de poder que ha engendrado las confiscaciones, expoliaciones y al grito bestialmente gutural de:

¡EXPROPIESE!

Código Penal Artículo 471A: Quien con el propósito de obtener para sí o para un tercero provecho ilícito, invada terreno, inmueble o bienhechuría ajenas, incurrirá en prisión de cinco años a diez años y multa de cincuenta unidades tributarias (50 U. T.) a doscientas unidades tributarias (200 U.T.).

Si es texto del Código Penal venezolano ¿Por qué no se aplica? ¿Complicidad? Manipulación ideológica comunismo, socialismo o populismo que ampara impunemente a la apropiación indebida, a delitos que no prescriben, con fines lúgubres que han escondido sombríamente a la corrupción insaciable que ha asaltado al erario público; delito que ha sido considerado como de “Lesa Humanidad” por cuanto destruye al bienestar social de los pueblos. Según denuncias públicas la corrupción, presuntamente, ha arrasado con el presupuesto nacional… de varias décadas

De ser ciertas las denuncias podríamos preguntarnos:

¿Hasta dónde puede llegar la avara delincuencia? ¿Será que se están preparando para en un futuro poder financiar cualquier intento de retorno al poder? ¿Quiénes son los responsables y cuál será su castigo?

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios