Régimen propicia racismo ramplón con cambio de nombres hispanos #14Oct

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |

Carece de sentido la política que ha venido llevando a cabo el régimen cuando ha cambiado los nombres hispanos, para sustituirlos por indígenas, en lo que ha llamado la “descolonización del pensamiento”.

Así lo expresa el profesor Carlos Alberto Giménez, historiador, quien considera que esta práctica fue comenzada por Hugo Chávez, claro está, por ignorancia y desconocimiento de la historia. La han continuado Nicolás Maduro y seguidores del chavismo.

Pero, en el fondo lo que han hecho es tomar venganza y persecución contra todo lo que signifique históricamente hispano, como los conquistadores que fundaron ciudades, precisamente en momentos en que éstas no existían en Venezuela, porque el territorio no había sido organizado y sus pobladores vivían todavía en situación primitiva.

Se está aplicando un racismo ramplón, que trae como consecuencia una actitud xenofóbica, ya que se pretende borrar a como dé lugar todo lo que signifique herencia hispana.

Pero, Venezuela es un país mestizo, no sólo conformado desde la colonia por blancos, indígenas y negros, sino que con el transcurrir del tiempo se han sumado nuevos componentes europeos y asiáticos.

La historia es lo que ha sucedido, no lo que pensemos nosotros que ha debido ocurrir, porque no se pueden cambiar los hechos, que en el caso nuestro tienen una cronología, con algunas excepciones, muy bien soportada desde hace cinco siglos.

Tratar de hacer ver que los conquistadores eran unos criminales es una gran tontería, porque de ellos, como es el caso de Juan de Villegas, hay una descendencia histórica, cuyo nombre más importante es precisamente Simón Bolívar, que provenía de esa raíz. 

Si no hubiese existido Juan de Villegas, indudablemente, no hubiera habido el Libertador, agregó.

Si lo que se pretendía con el cambio de nombre de la parroquia del fundador de Barquisimeto era darle valor a una mujer, no había necesidad de sustituir el nombre de esta jurisdicción, ya que con esa decisión no se van a mejorar las condiciones de vida de los pobladores, ni tampoco vamos a ser más venezolanos. Seguiremos siendo los mismos y con los mismos problemas de servicios ineficientes, así como de la hiperinflación que está causando tantas dificultades a la mayoría de la población.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios