Economías de mercado incluyentes, que protejan a los más vulnerables frenarán el populismo #28Oct

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Tomando en serio la tarea de construir economías de mercado verdaderamente incluyentes, garantizando que los ajustes económicos protejan a los más vulnerables, ya que sólo de esa forma le podremos cerrar definitivamente la puerta al populismo, asegura el economista, ex director de Torino Economics y Fundador y Director de @oilforvenezuela.

En efecto, a través de su cuenta en Twitter, el experto, señala que los recientes resultados electorales y olas de protestas en la región, obligan a una reflexión seria sobre los aspectos de diseño y viabilidad política de los programas de ajuste que se han implementado en los últimos años en América Latina.

Recuerda que estos programas ocurren en el marco de una caída en los precios de las materias primas que constituyen la principal fuente de ingresos de las economías de América del Sur. Al terminar el boom de los commodities, surgieron problemas fiscales y se desaceleró el crecimiento.

Destaca que durante los últimos cinco años, América Latina ha sido la región con más bajo crecimiento en el mundo. La caída en ingreso per cápita ha sido similar a la de la “década perdida” de los años ochenta, que precedió a un conjunto de traumáticos ajustes macroeconómicos. Asimismo explica, que detrás de las protestas contra el alza de los servicios públicos en muchos países, operan diversos factores. Uno de ellos es un profundo descontento por la percepción de que el peso de los ajustes económicos está distribuido desigualmente.

Al referirse al caso de Ecuador, la reducción del subsidio a la gasolina ocurre un año después de la aprobación de una ley que incluyó exoneraciones de impuesto de hasta doce años para grandes inversiones, por lo que considera que a los ecuatorianos no sólo se les estaba pidiendo que pagasen más por el transporte público, sino que esto se les pedía que lo hicieran mientras al sector privado se le estaba permitiendo pagar menos en impuestos.

Mientras que en Argentina, el principal subsidio al sector privado
ocurrió a través de la defensa de una paridad cambiaria
insostenible. En 2017 y 2018 la fuga de capitales ascendió a $ 49
millardos, casi igual a todo el financiamiento obtenido por parte
del FMI.

Advierte que las preocupaciones por la distribución de las cargas de los ajustes macroeconómicos no son nuevas. Gran parte de los problemas políticos y sociales de los programas de los años 80 y 90 – incluyendo el programa venezolano de 1989 – tenían que ver con el mismo fenómeno. Ya en 1987, G. A. Cornia, R. Jolly y F.

Stewart planteaban “ajustes con rostro humano” para equilibrar cargas distributivas de los ajustes y proteger el acceso a los servicios públicos durante las estabilizaciones económicas.

Rodríguez estima que preocuparse por la distribución de las cargas de los ajustes, no es oponerse a que los ajustes se hagan; sin embargo advierte que gobiernos populistas como los de Chávez y Maduro que se niegan a hacerlos, terminan sumiendo a sus países en crisis aún más profundas.

“Precisamente quienes entendemos la destrucción económica causada por los gobiernos populistas debemos comprender por qué es necesario hacer que los ajustes económicos sean socialmente sostenibles y políticamente viables”, señala el experto economista.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios