#COLUMNA El rincón de los miércoles #20Nov

Luis Rodríguez Moreno | Foto: Cortesía |

Barquisimeto es una ciudad que se ha venido a menos en las últimas décadas. El ciudadano más desprevenido puede darse cuenta del enorme deterioro de una capital, cuyo crecimiento socio económico presagiaba un gran y próspero futuro gracias a su condición territorial y al esfuerzo al interés del sector público y el sector privado, unidos, como debe ser, en proyectos comunes que le servían de plataforma. Para los escasos de memoria debemos recordar el impulso con el cual se inició el proceso de atraer a industriales a una ciudad ideal para sus inversiones. Hoy la zona industrial luce desierta a pesar de su enorme capacidad física. La mayoría de las empresas que se instalaron en el pasado reciente ya no están y la desolación reina en cada una de sus calles y avenidas. Lo que si ha crecido en la pobreza en los aledaños de la zona industrial. Camino a Pavia, al oeste de la capital larense, se multiplica esa megavisión de la crisis en que se debate el país. Quienes nos acompañaron en el recorrido nos mostraron lo que fue un día el mercado mayorista y envidia de casi toda Latinoamérica. 

En la última década de los años 90 pude ver decenas de visitantes extranjeros interesados en copiar la experiencia de una empresa de ese tipo para sus países de origen. Los cambios políticos han sido responsables del franco deterioro del mercado mayorista y la ciudad ha visto la resurrección y ampliación del viejo manteco, o mejor dicho, un dudoso China Town donde impera el desorden y la suciedad. Ese barrio chino fue decretado por una señora que una vez ocupó la alcaldía de Barquisimeto y quien suscribe una placa testimonial avalada por el embajador de ese país en Venezuela. Esa placa también muestra la huella del tiempo y casi nadie se detiene a ver su inscripción y tal vez por la dinámica de la actividad comercial.

II

Volviendo sobre nuestros pasos llegamos a Pavia, camino hacia la entrada de la vieja carretera que conduce a Carora, totalmente abandonada desde hace ya muchos años. Recuerdo en Pavia los pequeños negocios donde se disfrutaba de la gastronomía larense, especialmente del chivo. Hoy apenas quedan dos o tres lugares donde se continúa el expendio, entre ellos, un agradable lugar cuyo propietario es Wolfang Cuello, ingeniero de sistemas, amante de la música y la buena conversación. Desde uno de los comedores se puede disfrutar de una estupenda vista hacia un extenso valle donde la aridez de la montaña es la huella de identidad de un estado Lara sediento que se cansó de esperar el milagro de Yacambú. El futuro de Pavia, en pleno crecimiento, resulta incierto para sus habitantes. La anarquía urbanística está presente ante la mirada indiferente de todos a quienes compete ese necesario ordenamiento. Y es que los pobres se han convertido en un verdadero tesoro para los demagogos y populistas, a los cuales no les importa el sufrimiento de la gente. Es muy difícil que llegue este reclamo hasta los oídos de los burócratas que calientan sillones en las oficinas públicas, pero es deber de todos los barquisimetanos mirar con preocupación cómo la ciudad se nos va escapando de control.

 III

PATETICO Evo Morales ante los periodistas que intentaron- entrevistarlo días después de su llegada a México, Incoherente ante las preguntas y de mal talante, no es ni la sombra del arrogante dictador que pretendió perpetuarse en el poder en su nativa Bolivia. Evo Morales es el prototipo de los viejos caudillos que han azotado nuestra América…

En España no salen de su asombro, y al mismo tiempo rabiosos, por la presencia del Rey Felipe en la Cuba castrista. Le faltó guáramo al soberano para negarse a la petición y deseos de Pedro Sánchez a esa inoportuna visita de los soberanos de la madre patria.

IV

Mañana reaparece nuestra Dorys Ledezma, una de las mejores boleristas de nuestra América Latina. Un retiro voluntario la alejó de los escenarios hasta hoy cuando acepta una invitación de ARMONY, un nuevo lugar de la ciudad para pasar un buen momento. La semana pasada estuvo Maríanella Salazar, una valiente y excelente periodista, decida hoy a estar en los escenarios en otro rol. Dorys estará este jueves cantándole al amor y al desamor, dos sentimientos humanos de los cuales resulta difícil escapar.

Luis Rodríguez Moreno

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios