Responsabilizan a medios de comunicación de xenofobia contra venezolanos en Perú #24Nov

Brian Vidal | Composición: Victoria Peña |

Muchas son las denuncias que aparecen a través de redes sociales sobre presuntos actos de xenofobia en contra de venezolanos en diferentes partes del mundo. La situación ocurre con más ahínco en países de Sudamérica en donde el éxodo de venezolanos llega a más de dos millones 500 mil migrantes.

En la Argentina, que ha recibido cerca de 131 mil venezolanos entre 2009 y 2018, fue denunciado uno de los casos más sonados de xenofobia. Un joven taxista venezolano fue atacado por una argentina luego de que esta usara los servicios del migrante. La mujer de unos 35 años de edad fue grabada por el propio venezolano mientras le insultaba y agredía verbalmente simplemente por ser venezolano. El video se hizo viral en redes sociales y la mayoría de los comentarios fueron en favor del venezolano que explicaba mientras grababa, que se encontraba en Argentina trabajando porque en su país no había oportunidades.

En Chile se vivió un episodio de xenofobia contra venezolanos a través de las redes sociales. Un grupo de comunistas denominado “Juventud Social Patriota”, participó en una campaña de xenofobia en contra de venezolanos a través de la etiqueta #cierrenlasfronteras y hasta hicieron una canción en donde abiertamente se ejerció la xenofobia en contra de los migrantes venezolanos.

Sin embargo, el país en donde más denuncias ha habido por actos de xenofobia en contra de venezolanos es Perú. La nación inca es la segunda que ha recibido más migrantes en los últimos meses con más de 800 mil. A diario a través de las redes sociales se ha denunciado la xenofobia en contra de la diáspora venezolana.

La campaña emprendida ha llevado a agresiones físicas en contra de migrantes en algunas ciudades de esa nación sudamericana. Lambayeque, Cajamarca, Tumbes, Trujillo, Callao y en la capital de la nación, Lima, por solo nombrar algunas provincias peruanas en donde ha habido agresiones físicas en contra de venezolanos.

“Aquí éramos pocos los venezolanos. Después del 2017 todo cambió”

Carlos Gallardo reside desde hace 4 años en Perú. Una oportunidad laboral lo llevó al país inca mucho antes que empezara el éxodo de venezolanos a esa nación. “Era raro ver a un venezolano. Yo me emocionaba cuando veía a un paisano porque era muy raro ver a un venezolano. Aquí venían solo a raspar los cupos Cadivi, del resto éramos pocos lo que aquí vivíamos”, dijo el profesor de Educación Física de 36 años de edad a Elimpulso.com

Ese panorama cambió a partir del año 2017 cuando el éxodo de venezolanos creció vertiginosamente luego de las libertades migratorias que ofrecía el país que en ese momento era dirigido por el expresidente Pedro Pablo Kusinsky.

“Después que empezaron a llegar más y más venezolanos la cosa se fue poniendo difícil. Había mucha competencia, pocas plazas de trabajo, sin embargo, era bien vista la migración por varios factores. Los empresarios veían la oportunidad de tener empleados capaces de hacer lo que sea por mucho menos de lo que pagan a los trabajadores peruanos. En algunos casos un solo venezolano hacía el trabajo que realizaban por lo menos 3 personas. Muchos se siguen beneficiando de esa migración”, comentó Torrealba.

A principios de 2017 la situación para los venezolanos cambió. La libertad migratoria que PPK había permitido para los migrantes producto de la crisis humanitaria que vive Venezuela, dio cabida también delincuentes venezolanos que aprovecharon las oportunidades para entrar de manera regular en el Perú. Estos a su vez exportaron la delincuencia que azotaba a Venezuela, hacia el Perú. 

Robos a mano armada, intentos de asaltos a entidades bancarias, organizaciones criminales venezolanas delinquiendo en suelo peruano y el último hecho que conmocionó a la opinión pública fue el asesinato de dos personas por parte de una banda conformada en su mayoría por venezolanos.

“La culpa es de los medios amarillistas”

Para Carolina Garrido venezolana con más de 3 años viviendo en el Perú los medios de comunicación han influido en esta situación que viven los venezolanos en esa nación. “Es increíble cuando pasa algo que involucre a un venezolano. Los medios en todas las plataformas se quedan con esa noticia y emiten juicios de valores que pueden generar lo que está pasando ahora con los venezolanos, que si pasa algo es culpa de los nosotros”, dice la contadora de 34 años.

La periodista barquisimetana radicada desde hace un tiempo en Lima, Carol Cuzcano tiene una opinión parecida a la de Gallardo y Garrido, ella con argumentos periodisticos habló con Elimpulso.com y aseguró que “los medios peruanos manejan la información según lo que más vende y creo que desde el 2017 ellos se dieron cuenta que la noticia de los venezolanos vendía, aquí y a nivel internacional”. 

Cuzcano quien pertenece a la Asociación de Comunicadores Sociales Venezolanos en Perú (ASOCOVEP), dijo que a los medios peruanos “no le interesa nada más que vender”. “El hecho noticioso no es importante (si eso no vende), yo una vez se lo pregunté a un gerente de un medio (hace como 7 años, cuando todavía vivía en Venezuela). ¿Por qué abrir la emisión con el capítulo final de la novela y no con la tragedia de 9 muertos en una carretera? y me respondió: por qué esa novela es la que más rating tiene en todo el Perú en los últimos años y eso le gusta a la gente”.

Por su parte, el también periodista venezolano exintegrante del equipo de Radio Fe y Alegría en Valencia, estado Carabobo, Luis Natera mencionó que los medios peruanos “sí tienen parte de responsabilidad en esa ola de xenofobia contra los venezolanos”

Los medios peruanos son los principales impulsores de aflorar esa semilla del rechazo a los venezolanos. Cualquier caso que incluya a venezolanos, es tomado de una manera muy intensa, sobre todo lo malo, de lo bueno muy poco. Ciertamente no podemos negar que hay conciudadanos haciendo el mal, pero no son los únicos, el peruano también lo hace y bastante, y esos casos no son tratados de la misma manera”, dijo Natera.

El periodista carabobeño aseguró que en Perú la sociedad es moldeada por los medios.

Experiodista de El Nacional víctima de xenofobia en Perú

El periodista Ayatola Núñez es un venezolano que ahora vive en Lima. Trabajó en diario El Nacional y estuvo muy activo durante la cobertura de las protestas del año 2017 en Caracas. De hecho, fue herido en medio de las reyertas entre funcionarios del régimen y los manifestantes opositores.

En Perú también tuvo la oportunidad de trabajar en uno de los medios impresos más importantes del país, sin embargo su experiencia, es como la de muchos venezolanos: el pago no era el más acorde para el trabajo que realizaba.

Desde hace un tiempo trabaja en una tienda por departamentos en el distrito Pueblo Libre en Lima. Allí ejerce funciones verificando tickets de compras para cerciorarse de que todos los productos hayan sido cobrados correctamente. El 1° de Octubre de este año pasó un mal rato. Una cliente malhumorada se molestó cuando Nuñez le pidió su boleta para verificar su compra. La señora la había perdido, pero sin la revisión no podía salir del establecimiento. Eso la puso aún más molesta.

El enfado de la señora aumentó al saber que Ayatola es venezolano. “Vete a tu país, delincuente, lo único que vinieron a hacer en mi país fue cometer delitos. Váyanse todos, porque sus mujeres vinieron a prostituirse”, fueron alguna de las palabras que esta mujer le dijo al periodista. 

Ayatola conversó con Elimpulso.com y por su experiencia como periodista en un medio peruano aseguró que sí hay parte de responsabilidad de los medios de ese país en la alta cifra de denuncias por xenofobia en Perú.

“Han tenido un término significativo porque acá hay un tema de sensacionalismo enorme y los medios se valen de lo que sea tendencia en el momento para magnificarlo, no importa qué tan malo o qué tan bueno haya sido lo que involucre al venezolano, si no que es venezolano, eso lo exaltan y lo resaltan y eso se traduce automáticamente en xenofobia”, dijo Núñez.

Foto Cortesía: La portada de Perú 21 por el robo de una joyería

Ayatola Núñez asegura que la cobertura que involucre a venezolanos está muy bien definida. “Hay un tema de palabras claves sobre todo en las web para posicionar sus notas sin medir el impacto, porque de verdad la gente está asociando todo lo malo que pasa a los venezolanos y eso se traduce también en xenofobia. La gente ve en las noticias que todo malo está relacionado con los venezolanos”.

No es un tema solo de medios, también es un tema de gobierno. Para nadie es un secreto que como buen latinoamericano, el presidente Martín Vizcarra necesita algo de qué hablar para parecer que está haciendo algo y cuando las encuestas no lo favorecen el comodín somos los venezolanos. Pasó con la Visa y los beneficios que hemos recibido. Todo se maneja desde un tema político que al final no está siendo bien presentado a los medios o por los medios y está generando cierta confusión”, dijo el periodista.

Foto Cortesía: Portada de Perú 21

Cabe destacar que el Perú llegó este año a su meta del Producto Interno Bruto, gracias a la contribución de los venezolanos, “una buena noticia que podrían publicar los medios, sin embargo no lo están viendo, porque los medios no lo publican”, asegura Nuñez. “Se acostumbran a resaltar lo negativo como único hecho fortuito y no lo otro, entonces quizás no hay un balance y eso está generando en el colectivo una mala impresión de nosotros y al final eso se traduce en xenofobia”.

El periodista recibió mensajes ofensivos a través de redes sociales y correo electrónico por la denuncia que hizo a los medios venezolanos sobre lo que sucedió con el lamentable episodio en la tienda por departamentos donde trabaja. “No entendí la respuesta tan desmesurada que recibí de algunos correos que no se si eran paisanos o gente de aquí, pero los recibí, ya es capítulo cerrado”.

Ayatola Núñez recibió la solidaridad de todos los periodistas venezolanos en el Perú. A través de la ASOCOVEP, asociación sin fines de lucro, dirigida por la periodista venezolana Maria de los Ángeles Ceballos, el periodista se logró comunicar con con el departamento de prensa de la embajada venezolana dirigida por Carlos Scull, sin embargo no recibió una respuesta satisfactoria al caso. “Desistí de seguir denunciando cuando escuché al embajador decir que aquí no habían casos de xenofobia… Me cansé de tirarle piedras a los aviones”, finalizó Núñez.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios