Amábilis Silva deja legado jurídico en Carora #4Dic

Texto: Richard Lameda | Foto: Archivo IMP |

El orden natural, la moral y la justicia hoy quedan sin el derecho de tener un día más a uno de sus principales defensores, el abogado nativo de
Curarigua, parroquia Antonio Díaz, Amábilis Silva Campos, quien pasa a otro plano terrenal dejando un legado jurídico plasmado en densos documentos hechos a la medida de sus particulares estudios.

Este miércoles en la madrugada Silva falleció en su domicilio en la ciudad de Carora, donde también funcionaba su bufete, en la calle San Juan esquina calle Torres, Zona Colonial, a media cuadra de la Plaza Bolívar, debido a una enfermedad que lo venía aquejando desde hacía meses y que
últimamente lo tenía limitado.

El expresidente del Colegio de Abogados de Carora, Daniel Arenas, indicó que Silva fue un profesional del derecho de reconocida trayectoria en la región, fundamentalmente por sus aportes en la especialidad del derecho Administrativo en el que se convirtió en una referencia no solamente en
Carora, en el estado Lara sino a escala nacional como el larense con más intervenciones en la Sala de Casación Civil de la anterior Corte Suprema de Justicia y también en el actual Tribunal Supremo de Justicia busca de que anularan sentencias que sometía a incansables estudios jurídicos y
determinaba estaban plagadas de decisiones injustas e inconstitucionales, sentando precedentes bien importantes.

Se desempeñó además como diputado de la extinta Asamblea Legislativa, Síndico Procurador del Concejo Municipal de Torres, Juez Superior Penal Accidental del estado Lara, Consultor Jurídico de la Asamblea Legislativa de Lara y presidente del Colegio de Abogados de Carora, dejando una hoja limpia por su trabajo honesto y transparente.

Tuvo vinculado con el Cuerpo de Bombero de Iribarren con el cual hizo carrera Por los aportes que hizo a la sociedad caroreña
siempre será recordado.

Su capacidad profesional, su sencillez abierta al trato con diversas personas le permitió ejercer cargos públicos, porque la política funciona en gran medida gracias al diálogo y a los convenios y él los supo practicar.

Lo reconozco como un gran gremialista de acciones que favorecía al gran conglomerado de abogados de Torres, quien trajo varias veces a Carora a
magistrados del TSJ para que dictaran importantes talleres.

Por su sencillez muchos lo van a recordar por las caminatas que hacía por las calles Bolívar y Torres y por los lados de la plaza Torres para saludar a sus vecinos.

Por su parte, Migles Mascareño, subinpector del Trabajo en Torres, se refirió a Amábilis Silva como un estudioso en la materia, con quien compartió últimamente varios casos jurídicos en los que Silva siempre estuvo dispuesto a apoyar como lo hizo con sus colegas abogados y con estudiantes de derecho que buscaron en él sus profundos conocimientos, hoy día grandes profesionales que agradecen sus orientaciones.

“Fue un profesor jurídico rodeado en su oficina con la más completa biblioteca física al alcance de todos, en la que se basó para resolver los casos más difíciles”, expuso.

Era tan estudioso en la materia que lo hacía incansable. No existía horario de salida cuando se enfocaba en un tema jurídico. Muchas veces duraba
hasta altas horas de la noche aplicando toda una metodología para ganar un caso.

Era uno de los pocos en Carora que se atrevió a ejercer el derecho Agrario, sumando gran clientela dedicado al referido sector en Jiménez, Morán y
Torres quien acudían a Carora en busca de sus servicios profesionales.

Alfredo Antonio Rodríguez, comerciante, indicó que en materia social el doctor Silva formó parte de la Sociedad Anticancerosa de Torres para la que
elaboró sus estatutos; de la fundación del Cuerpo de Bombero de Torres de la que queda una fotografía vistiendo el uniforme de esta institución;
trabajó en la consecución para Carora del Circuito Judicial.

Sus restos son velados en la capilla Santo Domingo Brasil, y serán llevados a la Catedral de Carora donde se le realizará una misma por su eterno
descanso, en presencia de familiares y amigos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios