Zulia: Costo del transporte público oscila entre siete y 20 mil bolívares

Marvelis Campo Crespo/ La Verdad |

Los Zulianos no solo sufren con los problemas eléctricos, agua y basura, a estos se suma la escasez de gasolina y con ella la ausencia del transporte público, el aumento constante del costo de los pasajes y la falta de efectivo.

Por otra parte está el “sufrimiento” de los choferes para conseguir gasolina. Esta lucha cotidiana de los profesionales del volante justifica el incremento constante de las tarifas. 

Elías López, de 55 años, es chofer de la ruta Bella Vista. Él alega que cobra el pasaje a siete mil bolívares, porque le “toca comprar la gasolina”. Cuando habla de “comprar” se refiere a pagar en dólares.

“Pasar horas en una cola no es fácil, uno también sufre, todos estamos necesitados. Yo tengo que comprar gasolina y por 20 litros me cobran cinco dólares y en otros casos tengo que pagar hasta 10 dólares por los mismos 20 litros”, afirmó López.    

El destino final de las principales rutas de transporte es el centro de Maracaibo, donde se reúnen personas de distintos sectores y municipios del Zulia para lograr su traslado. Los usuarios manifiestan que los transportes aumentan el costo del pasaje en horas de la tarde.

Entre las rutas que aún permanecen activas en el casco central y cuenta con número masivo de usuarios están La Cañada de Urdaneta, San Miguel, Claveles, Pomona, Bella Vista, 18 de Octubre, San Jacinto, Socorro, Kilómetro 4, Haticos, Polar, Milagro Sur, Soler, San Francisco, Chamarreta, Los Robles, entre otras.

Estas líneas cuentan con un estimado promedio de siete buses y “pocos carritos”. Sin embargo, como medios de transporte “alternativo” están los carros piratas y las chirrincheras.

Ciudadanos sufren por falta de efectivo y transporte

Delia Navarro, de 36 años, es habitante del sector los Haticos. Su recorrido diario es por la ruta del “Cuatro” por la circunvalación uno, vía que los transportes usan para hacer más rápido su recorrido y cobrar un poco más elevado el pasaje.

Navarro aseguró que paga siete mil bolívares todas las mañanas para dirigirse a su trabajo en el centro de la ciudad. El retorno a su hogar es más costoso, porque el pasaje se incrementa y debe pagar entre 10 y 11 mil bolívares. 

“El pasaje depende del carro que uno agarre, porque en carrito tengo que pagar hasta 15 mil, por lo que decido irme siempre en bus o chirrinchera, que son más económicas”. 

Entre las líneas de “carritos” que se mantienen activas hasta tarde de la noche está San Francisco. “El pasaje cuesta hasta 20 mil bolívares, para mi es imposible pagarlo, pero el que tiene suficiente efectivo prefiere irse en carrito”, manifestó.      

En noviembre el pasaje quedó establecido en cinco mil bolívares, tarifa única en los buses. Pero al llegar diciembre y acerca del 24 los transportistas aumentan el pasaje según como ellos prefieran, manifestó Yoleida Vera.  

Vera precisó que su ruta es San Miguel y debe salir de su hogar 40 minutos antes de la hora de entrada al trabajo, por la falta de trasporte. “Agarro lo primero que pasa. Hay demasiados pasajeros y uno pelea por montarse”, comentó.  

Cada uno sufre desde su propia experiencia, pasajeros por falta de efectivo y carritos. Los choferes por gasolina y el aumento de los repuestos de los vehículos”, afirmó José Utria, quien esperaba bus de la Polar en el centro de la ciudad. 

“Aquí no hay gobierno, no hay ley, cada quien hace lo que le dé la gana. Los choferes se aprovechan de uno y salir es horrible. Para colmo uno va al banco a buscar efectivo y te dan 20 mil bolívares y el bus te cobra ocho mil, no es justo”, agregó Utria.

Lea más en www.laverdad.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios