Legado de Doña Francisca de Carmona sigue vigente a 150 años de su nacimiento #15Dic

Texto: Oscar Castro | Foto: Archivo IMP |

Desde tiempos inmemorables la frase “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer” ha estado acuñada a la historia de la humanidad y al rememorar la obra de Don Federico Carmona, fundador del diario El Impulso, no podía ser más acertada esta afirmación. Hoy se conmemora el nacimiento de Doña Francisca Figueroa de Carmona, honorable matriarca en cuyos hombros también estuvo la empresa editora fundada en Carora en 1904 y que muy pronto arribará a los 100 años de funcionamiento en Barquisimeto.

Doña Pancha, como se le conocía cariñosamente en el entorno de su natal Carora, nació el 15 de diciembre de 1869. La fidelidad a su esposo, inquieto hombre de letras, fue más allá de los deberes del hogar y la llevó a ser el principal soporte de su consorte en los venideros años de lo que al principio era un taller de imprenta, y luego se convirtió en el diario más longevo del estado Lara y Venezuela.

Ella asistía a su esposo en todo lo atinente al funcionamiento del primigenio y rudimentario taller. Primero apoyó a su esposo en la idea de crear un órgano divulgativo, “El Impulso”, luego lo acompañó en la iniciativa de mudarse a Barquisimeto en 1919 y, al final, también lo siguió en la última cruzada de llevar el periódico hasta Caracas. Allí falleció Don Federico el 17 de septiembre de 1928.

En sus inicios, en los albores del Siglo XX, El Impulso apenas se sostenía con la venta por suscripción y la publicación de avisos y ello obligaba la ausencia de Don Federico, quien a lomo de mula se trasladaba a los poblados vecinos a ofrecer sus servicios de imprenta.

Y era en esos momentos que Doña Pancha tomaba las riendas de la naciente empresa. Aprendió las labores tipográficas, atendía a la clientela y en reiteradas oportunidades redactó notas y tomó decisiones ante la ausencia del director.

Doña Francisca tuvo una vida fructífera y longeva. Uno de sus grandes orgullos fue contribuir con un instrumento para la enseñanza de la lectura en una época en la cual sólo el diez por ciento de la población sabía leer y escribir, y es que así era la Venezuela de principios del siglo XX.

Falleció Doña Francisca Figueroa de Carmona a los 92 años de edad el 17 de mayo de 1961 en la ciudad de Caracas, y fue sepultada junto a su amado esposo, Don Federico Carmona a quien acompaña en la eternidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios