#OPINIÓN Lectura: Inercial #24Dic

Carlos Mujica | Foto: Cortesía |

El hombre ha hecho cosas maravillosas, pero ninguna de ellas con la dimensión del Universo. Y, sobre todo, lo inconcebible para una mentalidad humana: ¿que el espacio del Universo sea totalmente imponderable? Esta cualidad del espacio del Universo es una condición milagrosa que permite que todo cuerpo ponderable, material, sometido a la ley de la inercia; la ley descubierta por Galileo, y que consiste, de modo general, en que los cuerpos pueden permanecer en reposo o en movimiento. Pero para que esta ley funcione, el espacio que es el medio donde se mueven los cuerpos ponderables, debe ser inercial. La imponderabilidad del espacio lo hace inercial.

Como se sabe ese movimiento es conjuntamente orbital y de rotación. Los cuerpos deben moverse orbitalmente mientras, a su vez rotan sobre su eje. La ley de la inercia no se limitas a esas dos condiciones: reposo-movimiento; sino que el medio espacial debe ser también inercial para se mantenga la continuidad del movimiento o del reposo. Si en el espacio no rigiera efectivamente la inercia, los cuerpos ponderables: galaxias con sus millones de estrellas y con sus millones de planetas organizados en sistemas como el sistema solar en el cual el Sol rige nueve planetas, o de modo individual; sin ninguna sustentación visible, ¡y esto es maravilloso!, puedan mantenerse suspensos en el espacio. Todos los cuerpos se mantienen suspendidos gracias a que el espacio imponderable es inercial. La ley de la inercia en el espacio, movimiento imponderable es un estado.

Los cuerpos se mueven en el espacio siguiendo siempre una línea recta; de este modo todos los cuerpos pueden regresar al punto de partida; y ese movimiento debe ser siempre uniforme. La Tierra, por ejemplo, se mueve a 30 kilómetros por segundo. Y a esa velocidad la duración de su órbita se cumple siempre en un año. En esto consiste la uniformidad; de modo que en cada cuerpo ponderable su movimiento es siempre uniforme. Todos los cuerpos en el Universo cubren sus órbitas en un tiempo invariable. Vuelven al lugar de donde partieron siempre en un tiempo invariable. Todo este maravilloso mecanismo universal tan efectivo y preciso es propiciado en el espacio por la energía. De modo que el Universo es un sistema con una organización, que la más sofisticada máquina inventada por el hombre, se queda pequeña ante los precisos movimiento de los mecanismos del Universo. La energía, pues, será tema para que tratemos de ella en otra crónica.

Carlos Mujica

[email protected]

@carlosmujica928

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios