En el Convento de Capuchinos ya todo está listo para recibir a la Pastora barquisimetana

Texto: Adriana Ciccaglione | Cortesía: Elizabeth González |

Este 14 de enero nos unimos en devoción y amor por nuestra excelsa madre, la Divina Pastora. Mientras sale en hombros de su rebaño en Santa Rosa, para hacer ese recorrido de fe por las calles barquisimetanas hasta llegar a la Santa Iglesia Metropolitana Catedral, aquí en Sevilla decenas de venezolanos nos uniremos en cántico y en plegaria con una misa en acción de gracias.

La cita es para las 20.00 horas de España. ¿El lugar? Nunca antes tan perfecto, es precisamente en la Iglesia del Convento de Capuchinos, donde Fray Isidoro de Sevilla tuvo esa feliz ocurrencia, de vestir de Pastora a la Madre de Dios y hacer de nosotros esas ovejas, que la seguimos en el pastoreo, en el camino que nos conduce a Él, a Jesús.

Como todos los años, la réplica de la Divina Pastora, que trajo en el año 2006 el entonces obispo de la ciudad de Barquisimeto Tulio Manuel Chirvella, será vestida y arreglada, para la misa y una pequeña procesión que se realiza a las afueras de la iglesia.

Ya son siete años con esta hermosa tradición, que organiza la hermandad de la Divina Pastora de Barquisimeto en Sevilla, un grupo de venezolanas y venezolanos, que se encarga de mantener viva esa llama de la fe en tierras andaluzas.

Las peticiones serán espontáneas, para que tanto venezolanos como sevillanos, puedan expresarse libremente. La liturgia es la de la Divina Pastora.

Es una misa de ofrendas y de acción de gracias, el grupo ha propuesto llevar la luz, la bandera, la familia, entre los símbolos más representativos que se le ofrecerán a Dios, entre otros elementos.

Acompañan a los venezolanos, los representantes de las diversas hermandades de la Divina Pastora en Sevilla y en toda Andalucía. La misa también se le dedicará a la Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana, por el año jubilar de los 300 años de la fundación de la hermandad. Así como también celebrar el 100 aniversario de la Coronación de la Divina Pastora de la Hermandad del Redil Eucarístico de la Divina Pastora de las Almas Coronada y el Beato José de Cádiz.

Muchas manos han hecho posible esta celebración eucarística. Fray Eduardo Rodríguez, el superior de los Capuchinos será quien oficie la misa.

En cuanto al arreglo de la casa de Dios, para este día tan emotivo: Daniel Rodríguez Tovar, Pedro García Pertiñez y Fray Andrés han puesto ganas y corazón para engalanar a la Madre de Dios.

En cuanto al traje, Elizabeth González es quien viste y cuida toda la iconografía de la réplica de la Divina Pastora en Sevilla. Y es también la camarera oficial de la virgen. Ella elaboró este año el traje, de un color burdeos o vinotinto.

“Representa al granate que es una piedra que tiene mucha energía positiva.
Además transmite mucha belleza y elegancia. Elaboré el traje en un mes,
escogiendo la tela, terminando los detalles. Es un tul bordado en ocres y dorados, lleva semihojas, en el diseño de la tela. Está bordado el contorno de las formas en color fucsia. El manto es de color burdeo, con encaje dorado, el fajín es del mismo color. La manga lleva doble puño de encaje”, explica Elizabeth González, con el amor y el cuidado que tiene para vestir a la Pastora de Almas.

2020 es un año que promete celebraciones en torno a la figura de la Divina Pastora, desde Sevilla los venezolanos seguimos unidos en oración y plegaria por esa Venezuela en la que todos nos podamos encontrar como hermanos, bajo la mirada amorosa de nuestra madre espiritual.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios