#OPINIÓN Ventana abierta: Bomberos, isleros o gasolineros #15Ene

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

Para recordar:

“Los frutos del espíritu son: Amor, paz, paciencia… y los dones del Espíritu son: Ciencia, fe, sanidad, profecía…”

(Gálatas 5:22,23; 1ª Corintios 12)

Este artículo debimos haberlo llamado error de concepto, porque a veces nos pasa al hablar. Por ejemplo: Mencionamos que se fue la luz, cuando lo correcto sería decir, se fue la electricidad; quitaron el fluido eléctrico o la energía eléctrica.

Hace muy poco, con la carestía de gasolina y las colas tan largas, hubo irregularidades por presuntos cobros excesivos para “colear” a muchos. Hechos presuntamente cometidos por: Choferes, funcionarios y/o bomberos, isleros o gasolineros, en las estaciones de servicio.Entonces ¿cuál de estos tres sustantivos sería el correcto usar?

Según definición, un bombero es: “La persona, ‘que en este artículo lo llamamos héroe’, el cual se dedica a extinguir incendios, rescata, actúa en siniestros e interviene en la prevención de estos eventos.Dicho sea de paso, son mal pagados y algunas veces no se les da la importancia que tienen. Y un amigo, el Sargento Rafael Castillo, no hizo tomar en cuenta la confusión sobre este tema, como un error de concepto.

En este sentido, el islero, a quien muchos le decíamos bombero, es la persona que presta servicio en una estación de gasolina.Otros pretenden que se llame gosolinero. Pero,tal vez, el nombre de islero viene porque el surtidor se coloca en una isla de cemento.

Similar pasa en aspectos espirituales con palabras como: Capacidad, talento, habilidad, dones, frutos del Espíritu, dones del Espíritu. Acá hay aspectos terrenales, donde se tienden a confundir los términos ¿Por qué?

Porque, hay personas más hábiles, talentosos o capaces que otros. Según Upload.wikimedia.org, la capacidad: Es la aptitud conque cuenta cualquier persona para llevar acabo cierta tarea. La habilidad es: La maña, la facilidad, aptitud y rapidez para llevar a cabo cualquier tarea o actividad. Y el talento es: Actividad o área específica del conocimiento en particular.

Cuando un talento se coloca en manos de Dios y se pone al servicio de la Deidad, entonces se convierte en un don y no necesariamente se trata de un don espiritual.

Por otro lado, los frutos del Espíritu, son una muestra que refleja nuestros actos al estar conectado al ser supremo. Tal como lo hacen los frutos, ligados a una planta. Razón tuvo Jesús en decir: “Por sus frutos los conoceréis”. (Mateo 7: 16-27). En este sentido: E. de White señaló: Nuestras palabras y nuestras acciones son nuestro fruto. Una vida consagrada es un sermón viviente y diario… (Testimonios para la Iglesia, Tomo 4, p. 603).

Entre otros frutos del Espíritu están: Paciencia, bondad, humildad, dominio propio.Y cabe señalar que hay frutos de la carne como:fornicación, lascivia,idolatría, hechicerías, pleitos, celos, disensiones, herejías (Gálatas 5:16-23).

Otro error es confundir los frutos del Espíritu, con los dones del Espíritu y nos referimos a la tercera persona de la Deidad. Según 1ª Corintios 12:1-7, los dones espirituales son destrezas, o fortalezas que el Espíritu Santo les concede a los creyentes. El objetivo es que se empleen en servir y beneficiar a los demás… (C. Martin, La ciencia de ganar almas, capítulo 3, búsqueda por Internet).

Además de los dones del Espíritu, mencionados al principio, resaltamos: Enseñanza, servicio, liderazgo, sanidad, milagros, lenguas,apóstoles, evangelistas, pastores; entre otros.(Ver: Romanos 12; 1ª Corintios 12 y  Efesios 4).

Cabe destacar, que algunos de estos dones han sido desvirtuados por el enemigo de Dios (Satanás), el cual se presenta como “ángel de luz” (2ª Corintios 11:13-15) para tratar de engañar; porque hay milagros, u ocurren sanaciones que no necesariamente vienen de Dios.Y pensamos que hoy, no cabe hablar en lengua, por ser innecesario.

Por todo lo anterior, debemos estar atentos para no cometer errores de concepto, también para estar alertas y no ser engañados, con ello podemos percibir el origen del don espiritual o humano, si viene de Dios o del engañador.

Eduardo Iván González González

 www.ventanabiertalmundo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios