#OPINIÓN Cronicario: Pedagogía democrática: Raúl Leoni recibió la presidencia de Betancourt y le entregó a Caldera #24Ene

Juan José Peralta | Foto: Cortesía |

Raúl Leoni fue el tercer venezolano electo Presidente de la República por el voto universal, directo y secreto. Le antecedieron Rómulo Gallegos, en 1947 y Rómulo Betancourt, en 1958 quien le traspasó la presidencia en 1963 y Leoni entregó en 1969 al cuarto, Rafael Caldera, electo en igual forma, en una clase magistral de pedagogía democrática.

Abogado, político y masón, Raúl Leoni nació el 26 de abril de 1905 en la población El Manteco, en la Guayana venezolana, hijo del nativo de Córcega Clemente Leoni y la venezolana Carmen Otero Fernández. En 1919 el padre se mudó con su familia a Caracas por los estudios de Raúl y sus dos hermanos y cursó bachillerato en el Liceo Caracas, hoy Liceo Andrés Bello. Temprano se expresó en las luchas sociales y de 16 años fue encarcelado por la policía gomecista en La Rotunda, con más de ochenta estudiantes por participar en una manifestación pública en solidaridad con los trabajadores de los tranvías.

Para esa época Raúl ya dominaba los idiomas francés e italiano aprendidos con su padre corso, ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela y en febrero de 1928 presidió la Federación de Estudiantes de Venezuela, llamada Generación del 28, organización que ese año encabezó el primer movimiento de masas de oposición a la dictadura del general Juan Vicente Gómez: con el pretexto de la Semana del Estudiante retaron a la policía política con manifestaciones de calle que alborotaron a Caracas y fueron presos. Dos meses después participó en el intento de golpe de abril y debió salir al exilio hasta la muerte de Gómez cuando regresó para seguir en la lucha política.

Junto a Betancourt en 1931fundó la Agrupación Revolucionaria de Izquierda ARDI, cuando ambos coinciden en pensamiento político y comenzó una más cercana amistad que se afirmaría con el Plan de Barranquilla, “programa – manifiesto” firmado el 22 de marzo a seguir derrocada la dictadura de Gómez.

En 1936 Leoni regresó a Venezuela y fue elegido diputado al Congreso de la República por el estado Bolívar, se une a la Organización Venezolana, ORVE, un partido de izquierda democrática, pero el 13 de marzo de 1937 el presidente encargado Eleazar López Contreras decretó su expulsión y de otros 46 dirigentes políticos, luego de publicar un Libro Rojo que pretendió demostrar la vinculación de los expatriados con el comunismo y la extrema izquierda.

Desterrado a México, luego a Panamá, en 1938 regresa a Colombia y retomó los estudios de derecho en la Universidad Externado que le reconoce sus estudios venezolanos y el 8 de diciembre de ese año obtuvo en Bogotá el título de Doctor en Derecho y Ciencias Sociales.

De regreso a Venezuela en junio de 1939, se incorporó al clandestino Partido Democrático Nacional, PDN, génesis de Acción Democrática, fundado en 1941 junto a Rómulo Betancourt, Andrés Eloy Blanco, Rómulo Gallegos y muchos otros dirigentes.

Leoni acompañó a Betancourt a las reuniones con los militares que dieron el golpe de estado a Medina Angarita el 18 de octubre de 1945 y se convoca a una Junta Revolucionaria de Gobierno que gobernaría el país los siguientes dos años y medio con representantes de las fuerzas armadas y dirigentes de AD, presidida por Rómulo Betancourt. Leoni fue designado miembro de la junta y Ministro del Trabajo, cargo en el cual fue ratificado durante el siguiente gobierno de Gallegos, hasta noviembre de 1948, cuando los militares interrumpieron el recién iniciado proceso democrático al derrocar al novelista.

Con Valmore Rodríguez Leoni trató de impulsar en vano un nuevo gobierno provisorio en Maracay con otros connotados políticos del gabinete de Gallegos, pero las fuerzas del nuevo régimen militar encabezado por el teniente coronel Carlos Delgado Chalbaud lo enviaron por ocho meses a la Cárcel Modelo de Caracas y luego expulsado a la Habana el 19 de abril de 1949.

Se dirigió a Nueva York y finalmente a Washington donde permaneció casi dos años y el 20 de agosto de ese mismo año se casó con su prima Carmen América Fernández, después conocida como Doña Menca de Leoni.

Más tarde se mudó a Costa Rica. En 1954 viajó a Bolivia como delegado de la Oficina Internacional del Trabajo y en 1956 fue a Perú en funciones similares pero el presidente Manuel Odría ordenó su expulsión del país hacia Costa Rica. Derrocada la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958 regresó a Caracas y se reincorporó a la vida política. Electo Senador de la República por el estado Bolívar el 7 de diciembre de ese mismo año también fue designado Presidente de AD. En el período 1959 – 1963 presidió el Senado y el Congreso Nacional, ese último año candidato a la Presidencia de la República por su partido y el 1º de diciembre de 1963 electo por el voto universal, directo y secreto.

Tras ganar en julio de 1963 las elecciones internas de su partido y ser candidato a la Presidencia, Leoni emprendió su campaña electoral en la que el presidente Rómulo Betancourt no intervino y se rumoreaba su presunto descontento con la candidatura sin entender que el máximo líder, por ética y principios democráticos, no quería incurrir en ventajismo electoral ni tutelajes o acusaciones de imposición sucesoral, como en tiempos pretéritos de la historia republicana.

Leoni fue electo presidente de la República después de una campaña electoral difícil por dos divisiones sufridas por su partido, la que dio origen al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y la del Partido Revolucionario Nacionalista. Era la época de la insurrección armada contra el Gobierno patrocinada por la izquierda extremista financiada por Fidel Castro desde Cuba, quienes promovían abstención en los comicios y amenazaban con represalias a los electores.

Las elecciones del 1º de diciembre de 1963 transcurrieron normal y Leoni resultó electo con 957.574 votos, 32 por ciento de los sufragios. Casi el millón y el 11 de marzo de 1964 juró ante el Congreso Nacional para ejercer el cargo de Presidente Constitucional de la República el período 1964 – 1969. El 13 de marzo de 1964 asumió el cargo de manos de Rómulo Betancourt: por primera vez un presidente electo por voluntad popular recibía las insignias del poder de otro presidente electo por el voto universal, directo y secreto, ejemplo de pedagogía política y democracia. En 1969 Leoni entregó a Caldera, opositor electo en igual forma, en una clase magistral de pedagogía y alternabilidad democrática.

Juan José Peralta

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios