#OPINIÓN Por la puerta del sol (57): Los originales #25Ene

Texto y foto: Amanda Niño de Victoria |

La aspiración es el alma de lo que el hombre forja. Lo que va atesorando la experiencia y anhelos es lo que lo lleva a superar su yo que fluye sin limitaciones cuando su vocación y fe en lo que busca hacer es sincero y verdadero.

Sólo quien no se esconde en el silencio ni teme exponer sus opiniones, ideas y pensamientos, sólo quien se atreva a caminar por este sendero de libertad, podrá ir a donde quiera, sobrepasando cualquier traba o impedimento. Es la diferencia que existe entre aquel que prefiere callarse o hacer las cosas ceñido a imposiciones y/o normas, del que las hace a criterio propio en libertad.

Cada uno lleva la esencia de lo suyo dentro de si. La esencia de sus obras radica en el propósito que abriga en lo íntimo de su alma,lo que le agrada y hace feliz. Esto es lo que los psicólogos llaman etapas de la óptima experiencia, sentimiento fuerza de la superación del yo limitado en el que el tiempo desaparece igual que sus conflictos e impedimentos que a tantos perjudican. Es valiente aquel que puede huir de aquello que le oprime e impide avanzar en la realización de sus sueños. Lo acumulado mediante el aprendizaje, las vivencias emocionales y reflexiones a través de su sensibilidad es lo que hace al hombre diferente, original.

Los años acrecientan las experiencias, las amplían y enriquecen, siendo estas lo que hace la diferencia entre los hombre que crean, convirtiéndolos más tarde en maestros.

El extenso conocimiento que da la vejez, permite a los jóvenes mediante la experiencia de los mayores comprender mejor las cosas, desarrollar el sentido común y discernir entre lo que es malo y lo que es bueno. La creatividad es sinónimo del que construye la obra de su imaginación. Su sensibilidad lo lleva a ser consiente de si mismo, a vivir abierto a la intuición, a la curiosidad, a la imaginación y a la perseverancia. La pasión es el componente emocional que siempre está presente en la búsqueda y elección, clave que utilizan los escritores, músicos, pintores y poetas. Constancia, trabajo e investigación son característicos del nivel elevado del esfuerzo de quién busca salirse de siempre lo mismo, aplicando su originalidad personal. De hecho ser él mismo lo hace único. Recorriendo los senderos de la vida, son los años lo que nos lleva a tener ideas, conceptos y opiniones diferentes frente a los otros, porque es el tiempo y solo el tiempo el que nos va enseñando a mirar el fondo que hay más allá de la forma.

Los originales siempre se han distinguido por ser los primeros en dar forma a una idea. “Yo tuve mucha suerte, porque cuando era niño, tanto mi padre como aquellos juegos de montaje me hicieron creer que podía construir cualquier cosa. Son palabras de Steve Jobs El genio que creía que solo la fe pone en movimiento la voluntad para alterar la realidad.

Él mismo allanó el camino para lo que sería su mayor aventura-Apple- Como genio Jobs fue creador de seis industrias diferentes: Los ordenadores personales, las películas de animación, la música, la telefonía, las tabletas electrónicas y la edición digital.

No es fácil ser original en estos tiempos donde pareciera que ya todo fue descubierto. No hemos sido los primeros pensadores ni lo que se produjo hace tiempo renovado hoy fue idea que nació de nosotros.

La mente esa maravilla que mora dentro de nuestra cabeza está saturada de sueños e ideas que pugnan por salir y a las que no siempre atinamos dar la mejor luz ni la mejor manera de exponerlos ante los demás. Muchas cosas, nuestras inquietudes, ideas y pensamientos nos impulsan a explorar, acudir a las Enciclopedias, a las fuentes, libros y maestros que son de valor para dar mejor luz a la imaginación, a nuestras ideas y pensamientos. “Lo que nos hace diferente a los otros- son precisamente nuestras imperfecciones” (Robin Williams)

Cuando queremos correr ya el tiempo se nos ha adelantado antes de que lleguemos a la meta. De allí parte la importancia de hacer las cosas que pensamos y soñamos-ahora- antes que ya no contemos con el tiempo para hacerlas. Cada uno va dejando sus huellas sobre el camino que debe transitar hasta que el cuerpo nos sostenga de pie, cada uno persiguiendo su propio arco Iris.

Las maravillas que existen en el universo son fruto de la originalidad y amor de Dios. Jamás habrá un ser humano que pueda superar la originalidad y gran sabiduría del Padre Eterno.

“Si ser original, distinto es un crimen, yo mismo me colocaré las cadenas”

Oscar Wilde

Amanda Niño de Victoria

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios