#OPINIÓN Decir la verdad para conseguir la libertad y formar líderes de relevo: El progresismo #16Feb

Juan José Ostériz | Ilustración: Victoria Peña |

Como en el estado Lara se fundó un partido político con este nombre, y por toda la ciudad, desde la entrada a la salida hay mucha propaganda, pero en realidad, el larense en su mayoría no tiene idea de lo que es, consulté varias fuentes como: el Diccionario de los Movimientos del Siglo XX… Tello y Kreimer…Wikipedia… la Enciclopedia Encarta… el Diccionario de Términos Históricos de Chris Cook… la Evolución de las Ideas de Roberto Cook…

¿Qué es el “progresismo”?

En términos sociales, el progresismo:
• tiende a ser identificado con la lucha por las libertades individuales y es análogo al concepto liberal clásico.
• En cambio, económicamente el progresismo apunta a lo igualitario y a grandes rasgos socialistas. Sin embargo, por si solo,
• el progresismo no es una corriente ni de corte marxista ni tampoco de carácter estatista, aunque sus líderes lo sean.

El progresismo actual, no el del tiempo del liberalismo clásico, defiende nuevos tipos de libertades como las ligadas a la identidad sexual(feminismo,derechos de los homosexuales), el aborto, así como la defensa de la tierra y los derechos de los animales en el ámbito del ecologismo, y otras de tipo tradicional, como el laicismo. Es tolerante con la diversidad religiosa y la inmigración (multiculturalismo). Muy a
menudo se identifica con la denominada corrección política.

¿Cómo trabaja un progresista?

Quienes hablan de progresismo se refieren a la lucha por el progreso, es decir, por una evolución positiva para hombres y mujeres en sus aspectos individual y social. Desde su perspectiva humanista, estos militantes trabajan para que todos los ciudadanos del mundo (sin distinción de raza, nacionalidad, cultura, clase social, sexo ni religión) tengan igualdad de oportunidades, y para que sus derechos individuales y colectivos sean respetados. Por eso, uno de sus objetivos principales apunta a alcanzar una transformación social que beneficie a la Humanidad.

El progresismo, en la teoría, realza la figura del ciudadano como actor responsable del proceso de conformación social, de cierta toma de decisiones… ¿cuáles?… y como protagonista de su propia libertad. También reivindica el concepto de “laicismo”, en tanto doctrina que defiende la independencia del hombre, de la sociedad y del Estado, de toda influencia eclesiástica, religiosa y gubernamental.

¿Qué relación tienen con los socialistas?

En general, las ideas progresistas suelen ser asociadas a las socialistas. De hecho, ambas comparten la necesidad de una reforma paulatina, puesta en marcha por vías legales y democráticas. En cambio, rechazan cualquier intento revolucionario, por considerarlo violento y, consecuentemente, perjudicial. Para el progresismo, el sistema político ideal es la democracia participativa.

¿Qué no cambian en relación al derecho individual de las personas?

Sus partidarios exigen “una transferencia del poder que permita ampliar y profundizar el control del ciudadano” sobre cualquier decisión que afecte su vida. Con este criterio, buscan la modificación del sistema electoral y parlamentario, proporcionalidad pura, listas abiertas, posibilidad de revocación de los elegidos, etc. la aplicación del principio de cogestión, y la reducción y eventual desaparición de los aparatos represivos del Estado.

En los países en que existe el partido progresista, esta exigencia la caricaturiza así: “UN ser humano en el suelo con una bota encima de su cabeza y esta perla.: “El progresismo consiste en desear que la bota que le pise a uno esté fabricadas en casa.”

En el libro “Desmontando el Progresismo. La izquierda en sus cavernas” de Edurne Uriarte resumo la relación que se expresa actualmente en distintos escenarios como “historia del Progresismo en el mundo”, utilizando el concepto progresismo, en el que los diversos sectores de la izquierda han rebautizado su ideología, y dedica el libro a explicar por qué las “cavernas ideológicas” más preocupantes están en la izquierda y no en la derecha.

Próximo Domino: Historia del Progresismo mundial.

Juan José Ostériz

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios