#COLUMNA Soliloquios de café: ¿Exterminio? #8Mar

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

“Llamarse jefe para no serlo es el colmo de la miseria.”

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco.

¡EL LIBERTADOR!

Cada vez admiro más la sabiduría del hombre más grande que he conocido, aunque físicamente no era de gran tamaño. El denominado “Padre de la Patria”, para mí, no tiene ningún otro que se le iguale, desde siempre he pregonado que el único que se le podría comparar fue “Jesús, el Cristo Redentor”; pero aprendí que no fue un ser humano, fue… “Dios e Hijo de Dios.”

Presumo qué, cuando Simón Bolívar pronunció esta frase se refería a la forma de actuar de un jefe y que, precisamente, no es la del abuso de autoridad, sino qué, para ejercer la autoridad conferida cumpla con la responsabilidad aceptada y eso incluye el acatamiento del “Estamento Legal dentro del Estado de Derecho y sometimiento a la Justicia.”

La destrucción de la “Tierra de Gracia”  llamada Venezuela es evidente y la más fehaciente demostración está en el “EXTERMINIO DEL SECTOR PRODUCTIVO, ESPECIALMENTE EL SECTOR AGROPECUARIO, ES DECIR, EL PRODUCTOR DE ALIMENTOS.”

Estas líneas las escribo “EL DÍA DEL TRABAJADOR DEL CAMPO,” por algunos llamado peyorativamente: “CAMPESINOS.”

Término que es un halago para quienes con su honor labran la tierra, donde siembran las semillas que riegan con el sudor de su frente, y con el valor de arriesgar sus vidas, cuidan y protegen a las plantas de depredadores de dos y de cuatro patas, de saqueadores, de invasores oportunistas, de secuestradores, cobro de vacunas, de la imposición de un sistema económico fracasado y desfasado comprobadamente, de la anarquía imperante, y al cosechar, alimentan a los animales que nos proveen de carne y, así abastecemos nuestras mesas de los alimentos necesarios para nuestra subsistencia.

Siempre es buena la reflexión por tanto, hago un llamado a lo que presuntamente está ocurriendo en el sector primario, en momentos en los cuales se habla de una emergencia humanitaria y de la escasez de alimentos.

Presuntamente fincas que fueron experimentales y sirvieron de sitios educativos donde los estudiantes de carreras agropecuarias hiciesen sus pasantías están siendo “DESTRUIDAS INMISERICORDEMENTE”.

La Finca “Las Lomas”, ubicada en Villanueva, municipio Morán de este estado Lara, que originalmente era propiedad de la “FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO DE LA REGIÓN CENTRO OCCIDENTAL, FUDECO, y que pasó a estar bajo la responsabilidad de “CORPOLARA”, cuando FUDECO fue exterminado, y que, presuntamente, fue cedida en comodato a la “CORPORACIÓN VENEZOLANA DEL CAFÉ”, ha debido ser preservada ya que era la última finca experimental en café, donde se crearon variedades de reconocida resistencia a la Roya (enfermedad nefasta para los cafetos); allí se formaron profesionales del agro y era la “ÚNICA FINCA EXPERIMENTAL DE NUEZ DE MACADAMIA EN EL PAÍS.”

Por más de 30 años fue un bastión económico para “FUDECO”; producía más de tres mil quintales de café/año y junto a la producción y comercialización de Nuez de Macadamia generaba ingresos a la institución. Cabe resaltar la encomiable labor en ella realizada por el ingeniero agrónomo Alexis Urdaneta.

Según www.tatuytv.org se ha intentado restaurar el estado de derecho en esta propiedad de todos los venezolanos pero ha imperado el nefasto sistema y la anarquía que ha exterminado al sector productivo.

¿De quién es la responsabilidad si las autoridades no hacen efectivo al Estamento Legal y establecen el imperio del Estado de Derecho?

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios