Coronavirus y disfrute casero del tiempo libre en estos días raros #21Mar

Freddy Torrealba Z. | Foto: Archivo IMP |

Esta crisis sanitaria mundial causada por la pandemia del Covid-19 ha alterado la división del día en tres jornadas de ocho horas dedicadas al trabajo, entretenimiento y descanso. Ello ha impactado las ocho horas para el ocio pues debido al confinamiento ese lapso se ha ampliado. Ahora en todo el mundo la población está ante el reto de llenar ese tiempo en casa mediante la cultura y arte.

La gente se encuentra ante un exceso de noticias sobre la pandemia las 24 horas del día lo cual conlleva sus riesgos para la salud mental. El principal es el de los peligrosos fake news que se cuelan en las redes sociales.

La vida cotidiana en situación de encierro obligado en casa sin duda tiene sus límites y puede resultar un fastidio. Sin pretender frivolizar el asunto se trata de disminuir sus repercusiones con el sano entretenimiento, una dosis de humor y risa para evitar ser presas del agotador strés. Y para ello nada mejor y oportuno que la utilización de la variedad de las formas de comunicación por las plataformas tecnológicas que a todos nos vienen como anillo al dedo.

Ello desde luego contribuye al uso creativo, formativo, educativo y placentero del extendido tiempo de ocio que emana de la obligada cuarentana mundial evitando el aburrimiento. En estos tiempos de postmodernidad el hombre puede viajar por el mundo al momento.

Música y cine son las dos formas de arte más próximas a la mayoría de la población. La música por penetrar por el sentido del oído el más fugaz, aunque inespacial. Luego le siguen el cine, literatura, pintura, teatro, danza, fotografía, arquitectura, escultura y otras. 

Así pues, las posibilidades de escuchar música por la aplicación You Tube son inmensas desde los géneros populares a los académicos. Su movilidad permite escuchar varias veces cuando se quiera, retrocederla al segmento deseado y repetirla. Es la ventaja de la novedosa tecnología digital a diferencia de la antañona analógica.

Esta pandemia llevó a la industria del disco en China a ofrecer música continua por las redes que ha incluido conciertos para todos los gustos. El ejemplo ha sido seguido en EEUU con conciertos virtuales de los ídolos de la canción e Inglaterra con su Orquesta Sinfónica. Entre los participantes en estos eventos figuran Juanes y Alejandro Sanz. La cadena CARACOL de Colombia también se agrega a la actividad con música por la confesional banda de radiodifusión y redes. Por sus canales se ha escuchado El Show debe continuar. Yo me quedo en casa.

Hoy el cine está al alcance de todos gracias a estas aplicaciones. Basta con marcar en el servidor la película deseada para disfrutar del buen séptimo arte. En el futuro se proyecta que toda la producción cinematográfica sea para la televisión y las redes lo que lo hace un producto masivo y apetecible.

Los amantes de los libros también tienen su opción segura. A su disposición hoy se encuentran millones de libros digitalizados que esperan por su lectura. Tal vez el argentino Jorge Luis Borges y el checo Franz Kafka nunca imaginaron que su sueño de una biblioteca universal se haría realidad. La universidad Complutense de Madrid acaba de poner a disposición del público más de 150 mil libros en diferentes disciplinas del saber humano.

El cierre obligado por el efecto del coronavirus de los centros culturales es mundial. No obstante, existe acceso a los mismos por medio de la tecnología electrónica.

Los mejores museos del mundo con sus tesoros artísticos actualmente están al alcance de la mano del público en cualquier parte del planeta Tierra. Un ejemplo son los mejores museos de España, entre éstos: Museo Nacional del Prado, Centro de Arte Reina Sofía, Museo de Arte Contemporáneo, Gussenhun de Bilbao y Museo Picasso de Málaga. Los mismos tienen sus puertas abiertas al mundo las 24 horas del día. Algo que no podemos perdernos por nada del mundo.

La pintura también está presente en estos dispositivos sin salir de la casa en este amplio tiempo libre que ha traído el coronavirus. La oferta abarca desde la plástica prehistórica en los tiempos del Paleolítico, la modernidad del renacimiento y la posmodernidad contemporánea con sus distintas expresiones estéticas para todos los gustos. El diario español El País ofrece una excelente página de cultura con interesantes contenidos de artes plásticas que recomendamos ampliamente. Su visita es como un descubrimiento de las riquezas pictóricas españolas. 

El genio creador de un pintor renacentista como Leonardo da Vinci nos llega como un bálsamo. En el marco de los 500 años de su fallecimiento lo podemos disfrutar por la fuerza instantánea de las múltiples plataformas de la tecnología de punta.  Su acceso ya no es exclusivo para la élite cultural sino para la inmensa mayoría. 

Es cuestión de mover el ratón del computador o las teclas del teléfono celular para el sano entretenimiento casero con las riquezas de la cultura y el arte. Todo al alcance de la mayoría en esta crisis sanitaria planetaria con su abundante carga de tiempo libre.

Soledad, aislamiento y silencio pueden ser más llevaderos así. Oportuno aquel pensamiento de Franz Kafka: “No desesperes ni siquiera porque no desesperas. Cuando todo parece terminado surgen nuevas fuerzas. Eso significa que vives”.

Freddy Torrealba Z.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios