61% de los venezolanos pagaría más para mejorar servicios públicos

Tal Cual |

Los servicios de electricidad y gas son los peores valorados por los venezolanos después del agua, pues 40% de ellos asegura que la luz se va varias veces todos los días, siendo Maracaibo, San Cristobal y Barquisimeto las ciudades más afectadas


61% de los venezolanos estaría dispuesto a pagar tarifas más altas para mejorar los servicios de electricidad, agua y gas que se prestan en el país, según una encuesta realizada por el Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos. 

En el foro virtual «Situación de los servicios públicos en Venezuela», Julio Cubas, el presidente de la mencionada organización, aseguró que  un estudio realizado entre diciembre 2018 y diciembre 2019 en las principales ciudades de los 23 estados del país  reflejó también que 56,7 % de la población venezolana está de acuerdo con que se privaticen las empresas prestadoras de los servicios para que estos rindan como debería ser.

En ese sentido, Cuba destacó que  «lo que pagan en el país por una cisterna de agua es lo mismo que pagan en otros países latinoamericanos el año completo de ese servicio. Por ejemplo, aquí una cisterna puede costar hasta 120 dólares y allá la factura anual». El director de la ONG expresó que lo que la gente le importa más no es precisamente el dinero que tienen que pagar a un prestador del servicio no oficial, sino el tiempo que pierden al ir a proveerse de gas o agua a otros lugares.

En la línea del servicio hidráulico, señaló además que si solucionase las fallas de dichos servicios, 38% de venezolanos quisiera fuese arreglado con mayor premura el del agua,  33% consideró que el sistema eléctrico era lo segundo que debía repararse en el país, seguido del sistema de distribución de gas (7%), telefonía e Internet (6%) y aseo urbano (3%), el cual, de acuerdo con lo que se señala en la encuesta, es el mejor valorado por la población venezolana.

Según el observatorio, 43% de los venezolanos modificó su consumo de alimentos debido a la escasez de agua en su casa, 53% cambió la forma de cocinar consecuencia de la falta de gas y 70% alteró su rutina diaria debido al rendimiento deficiente del servicio eléctrico en el país. «En Maracaibo, durante el apagón, hubo quienes tenían que levantarse a las tres de la madrugada a lavar y a llenar si llegaba el agua o la luz a esa hora», detalló Cuba.

Sobre la electricidad

Sólo 72% de los hogares venezolanos tiene acceso a la electricidad a través de un medidor. Sobre eso, indicó que en ciudades como Caracas, Barquisimeto y Maracaibo era mucho mayor el porcentaje de personas que podía tener el servicio eléctrico formalmente. Otras localidades como Punto Fijo, Barinas o Ciudad Bolívar buscaban alternativas diferentes a las establecidas para poder garantizar el tener luz en sus casas.

De cara a eso, 58,8% de los participantes de la encuesta indicaron que la electricidad en Venezuela es: muy mala (18,3%), mala (19,1%), regular a mala (21,4%). Esto es muy distinto a lo que opinó 41,2% de ellos, que cree que el servicio es muy bueno (2,8%), bueno (19,1) o regular a bueno (19,4%).

Cuba indicó que después del agua, el segundo servicio peor valorado es el de la electricidad. De allí que cree que los venezolanos optarían por pagar más caro, pero tener un servicio cuya calidad sea proporcional a la tarifa pagada.

Respecto a los apagones, en tres ciudades del país, San Cristobal, Maracaibo y Barquisimeto, estos ocurren con mayor frecuencia y diariamente. 19,2% de los hogares de dichas ciudades sufre apagones varias veces al día, según la mencionada encuesta. Es por esto que el presidente del observatorio cree que en esas ciudades es donde también hay un mayor número de personas dispuestas a pagar el servicio de la luz.

Mejora del gas

De acuerdo con Cuba, entre 2018 y 2019 hubo una mejora notoria con respecto al servicio de gas, pues durante ese tiempo se le hizo la asignación de esa responsabilidad a las gobernaciones y alcaldías. No obstante, los usuarios aseguraron que aumentó la dificultad de pagar las bombonas puesto que el cobro empezó a hacerse en efectivo, aún ya habiendo el problema de encontrar dinero físico en las agencias bancarias.

En un gráfico mostrado durante el foro, se observa la correlación entre ciudades que no reciben bombonas y donde se está pagando mayores montos por las recargas, pues es ahí donde se ha formado un mercado negro de reventa de vacíos y recarga de bombonas.De igual manera, la encuesta señaló que el gas es el principal medio para cocinar. 94% de los venezolanos dependen este, pero solo 19% tiene gas directo (gasoductos), el resto depende de las recargas de las bombonas y de ello deriva el problema asociado a este servicio, pues 29,2% de la población que depende de las bombonas las recibe una o dos veces al mes, 24,7% cada dos meses o mas, 6,2 casi nunca, 31%19 no lo reciben.

Lea más en http://www.talcualdigital.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios