#OPINIÓN Con voz propia: Maduro hace Pandemonio a la Pandemia #27Mar

Alberto Jordán Hernández | Ilustración: Victoria Peña |

No otra cosa hace el mequetrefe impuesto militarmente, que vanagloriase con el azote de la Pandemia, vocablo derivado del griego pan (todos) y demos (pueblo). Así cree disimular la hambruna a la cual nos somete después de haber saqueado a la Venezuela tenida entre los más ricos del globo.

Ese apadrinado paisano nos pasa al Pandemónium (o pandemonio) término venido del inglés y este a su vez del griego «pan», que significa «todo» y «daimónion», que indica «demonio». Lodan inventado por John Milton que lo usa en poema épico El Paraíso Perdido. Allí aparece como Alta Capital de Satán y sus demonios.

Organización Mundial de Salud evalúa coronavirus (Covid-19) como pandemia. Surgió aquí en deterioro de infraestructuras; necesita 1400 camas en unidades de cuidados intensivos y tiene 100, mal dotadas y ya ocupadas; carece de insumos. Es “el pésimo estado de salud” confirma Alta Comisionada de ONU.

Para monopolizar información régimen azota medios y comunicadores. Espacio Público cuenta 18 hechos con 22 sancionados: 13 comunicadores; 3 emisoras y página web clausuradas; 5 trabajadores de la salud.

Resaltan hostigamiento a Gregoria Díaz, por informar de paciente ingresado al Hospital Militar de Maracay para descartar el virus. Mayor brutalidad se ensañó contra periodista Jesús Rojas,preso bajo golpiza por policías que también detuvieron a sus padres. Robaron computadoras y celulares.

A 2 días de aparición del  primero de 84 Covid-19 (200 le dice a Guaidó un ministerio preocupado),  gobernador del Zulia,  persigue a Freddy Pachano,director de posgrado de Medicina en LUZ. En Maturín detienen a reconocido médico Julio Molino.  

Idealizan traída de galenos cubanos, no precisamente aptos, porque allá diagnostican 40 pacientes con el mal que causa un muerto. Expertos del Ministerio de Salud hacen seguimiento y 28 mil estudiantes en detectar casos, explicó rector de Universidad de Ciencias Médicas.

El mal es llamado la peste,tal se titula novela el premio nobel Albert Camus. Para él “las peores epidemias no son biológicas, sino morales”.

Perverso afán lucrativo de dictadores no se sació con malbaratar riqueza. Entre 1998 y 2008, precio del petróleo pasó de $ 9,38 a 129,54 el barril, y el régimen percibió más de $ 800 mil millones en ingresos y no resolvió problemas. Pdvsa cayó a 500 mil barriles diarios tras la llegada del Covid-19.

Vigente discurso de incorporación como Individuo de Número de Academia Nacional de Historia, del ex rector de UCAB, Presb. Luis Ugalde: «Mito. Ilusiones y Miseria de El Dorado». “En una nueva locura, quieren resucitar la con el Arco Minero Guayanés para el pago ilusorio de la inmensa deuda de este gobierno arruinado”.

Venezuela es “aplastada y silenciada por la voluntad de prolongar con la dictadura militar-socialista…en las situaciones de crisis, sale a luz lo peor de la sociedad: insolidaridad,egoísmo, inmadurez, irracionalidad. Pero también emerge lo mejor. Siempre hay justos que sacrifican su bienestar para cuidar a los demás”.

¿Qué es lo ético de una epidemia? Luchar con honestidad. El fanatismo ideológico solo estorba.

El Maduro a quien EEUU y mayoría de países europeos y latinoamericanos consideran ilegítimo, usurpa poder con apoyo de cúpula militar liderada por MinDefensa.

Desesperado, implora otorgación de US $5.000 millones al FMI que acusaba de servir al imperialismo. Pero  el “Honorable organismo”, lo rechaza por ilegal.

Seguros están de persuadir con el carnet de la patria. Pregón a gritos y burlona risa lo exige para la obtención de beneficios. Hace de Satán en la pandemia que nos tiene enchiquerados.

AL MARGEN. El 28 de marzo se cumplen  270 años del natalicio de Francisco de Miranda. Además de Precursor de la Independencia  lo fue del Periodismo. En sus expediciones de 1806 trajo la Imprenta en la cual se imprimió la Gaceta de Caracas en 1810. Ese año publicó en Londres, El Colombiano.

Alberto Jordán Hernández

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios