Exdirector de Pdvsa José Toro Hardy: Refinerías del país se encuentran paralizadas

Pacífico Sánchez |

Caracas también comienza a sufrir la escasez de gasolina, ya que son muy pocas las estaciones de servicio que pueden suministrar el servicio.

Al respecto, José Toro Hardy, economista y exdirector de Petróleos de Venezuela, S. A. (Pdvsa), declaró a Elmpulso.com, que el principal problema es que las refinerías venezolanas se encuentran paralizadas.

La poca gasolina cruda que se está produciendo requiere de aditivos, pero éstos tienen que ser importados y es imposible hacerlo.

El otro problema es que, a causa de las sanciones contra Pdvsa y el régimen de Nicolás Maduro, la empresa rusa Rosneft se encargaba de la comercialización del 60 por ciento de la producción petrolera venezolana. Pero, una vez que una de las filiales de esa compañía fue sancionada por el gobierno estadounidense, cesó esa actividad.

El otro problema es la guerra de producción petrolera que mantienen Arabia Saudita y Rusia, que ha hecho descender el precio del crudo.  Al mismo tiempo, Rusia está muy preocupada por resolver su situación doméstica con el crudo y, por supuesto, ha dejado a un lado su interés por Venezuela. Y la misma situación de China impide que esta potencia le tienda la mano a nuestro país.

Además, la producción petrolera venezolana ha descendido tan estrepitosamente, que apenas hoy extrae 500 mil barriles diarios. Y su principal crudo, Merey, oscila entre 18 y 20 dólares el barril.

Hay que agregar que Pdvsa carece de flujo de caja, no tiene oportunidad de endeudarse y no cumple con sus compromisos.

Situación crítica

En los momentos no sólo hay escasez de gasolina en todo el territorio venezolano, sino también de diesel, que es el combustible que hace movilizar las cargas de alimentos.

Para el Dr. Toro Hardy la situación en estos momentos es complicada para Venezuela porque, aparte de lo ya expuesto, tiene la mayor hiperinflación del mundo, el mayor  número de desempleados, el mayor número de desplazados, el mayor número de pobres y la mayor baja en la producción de alimentos. Y ahora, la mayor preocupación por el coronavirus, que ha paralizado el país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios