¡Necesitan ayuda! Abuelos del ancianato Los Peregrinos carecen de alimentos y pañales

El mundo está en crisis y la vulnerabilidad del ser humano está a la vista de todos. No obstante, la cuarentena obligatoria dispuesta por las autoridades representa un duro reto para quienes carecen de los recursos económicos necesarios que le permitan abastecerse de alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad.

Es el caso del ancianato Los Peregrinos, ubicado en la avenida Carabobo entre calles 30 y 31, cuyos encargados se encuentran profundamente preocupados ante la falta de comida que amenaza el sustento de 27 abuelos.

Durante una entrevista concedida a ElImpulso.com, Maricarmen Rodríguez, fundadora de esta casa de cuidados, señaló que por el momento solo cuentan con arroz y pasta. Carecen de harina, verduras y el relleno para los desayunos de los abuelos. Tampoco tienen proteínas ni granos.

En cuanto a insumos de aseo personal también están en crisis. “No tenemos cloro, jabón, desinfectante ni bolsas negras para recoger la basura. Esto es realmente preocupante porque la mayoría de los abuelos se encuentran en cama y necesitamos mantener medidas básicas de higiene. Además, buena parte no tiene familia o se encuentran fuera del país“.

Al ocaso de la existencia todo ser humano desea condiciones mínimas de seguridad y bienestar. Sin embargo, en esta Venezuela sumida en una crisis humanitaria, los abuelos son víctimas principales de la tragedia.

Servicio admirable

Un elemento a destacar es el compromiso del personal de la casa hogar pues decidieron quedarse en el ancianato a pasar la cuarentena para no fallar a sus responsabilidades, toda vez que la escasez de combustible en la entidad compromete el traslado de los voluntarios.

La Gobernación de Lara es constante en donativos, dijo Rodríguez, sin embargo, los alimentos son insuficientes ante el número de ancianos que dependen de la casa hogar.

Aunado a la comida, urgen pañales y centros de cama. Empresas de la región han enviado tapabocas al ancianato pero, como la mayoría de los abuelos tiene Alzheimer u otras enfermedades relacionadas con la pérdida de la memoria, muchos de ellos no saben cómo utilizarlos. “Nosotros vemos a cada rato que se quitan los tapabocas y los usan como sombreros o trapitos para limpiar las mesas. Ellos son como unos niños”, confesó Rodríguez.

Quienes deseen aportar su granito de arena para llenar de alegría y esperanza a estos seres especiales, pueden comunicarse al 0414- 4389329 o dirigirse al ancianato ubicado en la Avenida Carabobo entre calles 30 y 31, a una cuadra del Cuerpo de Bomberos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios