#PulsoEmpresarial Ángeles sin alas: Venezolanos impactan a la comunidad de Utah

Un grupo de venezolanos en Utah, EE.UU; ha iniciado un movimiento para llevar comida y esperanza a las personas contagiadas con COVID-19, ellos preparan cajas con alimentos, medicamentos y productos de limpieza, las decoran con mensajes de esperanza y las llevan hasta direcciones de estas familias.

Este movimiento comenzó como un resumido grupo de WhatsApp, Creado por Isabel Cristina Moreno, una zuliana, empresaria, madre de 4 niños, Comunicadora Social, egresada de la universidad Rafael Belloso Chacín, quien está radicada en Utah desde hace más de 10 años.

Isabel nos cuenta que todo comenzó cuando el COVID-19 dejo de ser solo noticias de desconocidos y llego a su circulo cercano, 2 amigos habían dado positivo, entonces ella pensó de qué forma podía ayudar a esas familias. Ella, creo una red de amigos, con calendarios de comidas y ayudas para estas personas que estaban totalmente en confinamiento, al ver que las ayudas eran tan numerosas que abrumaban a las familias, decidieron abrir este acto de servicio a cualquier miembro de la comunidad que lo necesitara.

Todos los esfuerzos se convirtieron en una red de mas de 150 colaboradores y más de 15 ciudades del estado de Utah en USA, con centros de acopio y al cual se han sumado miembros de la comunidad de diversas nacionalidades, hasta la fecha (solo 2 semanas) más de 35 familias han recibido cajas de alimentos con dosis de fe y esperanza.

Los Ángeles sin Alas de Utah que liderizan este proyecto son Zulianas, Caraqueñas, andinas y orientales: Isabel Moreno, Reimar Miquelarena, Juliany Colina, Norbelys Aponte, María Gabriela Guillen, Lisset Villegas, Erika Villalobos, Lorin Guerrero y Jhoana Peña, desempeñan funciones de logística, organización, y redes sociales, ellas han creado en muy corto tiempo un movimiento que tiene a toda la comunidad contagiada de amor y caridad, familias que encuentran un detallen sus puertas, medios de comunicación que quieren publicar sus historias y muchos miembros de la comunidad que las siguen porque también quieren regalar en esta pandemia altas dosis de fe, amor y esperanza.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios