Una bombona de gas está costando entre quince y treinta dólares

Los precios de las bombonas de gas doméstico se han disparado, por una parte, como consecuencia de la falta de control que ejerce la gobernación, a la cual se le ha asignado desde el año pasado la función de la distribución de ese producto de primera necesidad.

Así lo declaró el profesor Henry Ugas, dirigente popular de la parroquia Concepción, quien señaló que el problema más grave es que quienes han dolarizado los precios son individuos identificados con el régimen, ya que aprovechan las oportunidades que tienen para acaparar el gas y obtener  buenas ganancias.

En Concepción ofrecen las bombonas, de acuerdo al kilaje que tienen, de quince a treinta dólares,  suma muy escandalosa si tomamos en cuenta que el salario mínimo establecido por el régimen es de apenas 800 mil bolívares, que vienen siendo unos escasos cuatro dólares.

Son muchos los vecinos de la parroquia que han manifestado que cerca del obelisco, en la avenida Libertador, se concentran los camiones que  transportan el combustible, para después trazar las rutas para venderlos a los precios mencionados.

Desde que a mediados del año pasado, las gobernaciones de Lara y Carabobo, donde comenzó el ensayo de la distribución del gas a través de los consejos comunales, los precios han venido subiendo constantemente.

Nuevos precios

Por su parte, Azalea Colmenarez, dirigente sindical de los trabajadores despachadores de combustible, manifestó que el rumor sobre los nuevos precios surgió esta semana, pero todavía no ha aparecido en Gaceta Oficial.

La bombona de 10 kilos tiene fijado el precio de 20.500 bolívares. La de 18, 38.500.  La de 27 kilos, 54 mil. Y la de 43,  90 mil bolívares. Sin embargo, esos precios no se respetan, a pesar  de que los usuarios, a través de los consejos comunales, están registrados  y los pagos se hacen a través del Banco de Venezuela,y en la dependencia de la carrera 19, entre las calles 30 y 31, le sellan el ticket al beneficiario para que cuando pase el camión por el sector donde vive, pueda presentarlo para que le entreguen la bombona que compró.

Lo que sí vemos con preocupación es que algunos individuos, que tienen presuntas vinculaciones con los funcionarios que deben hacer cumplir el mandato de trabajar por el pueblo, estén haciendo su negocio, vendiendo las bombonas a precio de dólar, dijo.

La oferta y la demanda

Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de  Usuarios y Consumidores, al ser entrevistado por Elimpulso.com, dijo que más allá de las ideología, impera la ley de la oferta y la demanda,en razón de lo cual cuando un producto, como el gas, escasea, inmediatamente aumenta de precio y mucho más en nuestro país, donde se ha impuesto el dólar como moneda de referencia cuando hasta hace poco era muy peligroso hacer cualquier transación con esa divisa.

Claro está, el Estado ha fallado y no ha respondido a la demanda del producto por parte de la población, que ya ha llegado al extremo de utilizar leña para cocinar sus alientos.

Mientras haya escasez de gas, su precio seguirá subiendo y seguirán sufriendo quienes no pueden adquirirlo.

Por qué no hay gas

Un exdistribuidor de gas, quien pidió no ser identificado, expuso que el problema de la falta y el alto costo del gas tiene varias causas:

  1. Sólo se está produciendo gas en el norte de Monagas y es procesado en la refinería de Jose. Hace tiempo que dejó de hacerlo la planta de El Palito, porque ésta quedó fuera de servicio y todavía no ha podido ser recuperada.
  2. La caída de la producción de gas se debe a las mismas causas que han motivado la baja en la producción petrolera: mala administración, corrupción y falta de inversión.
  3. La importación del combustible, para complementar la demanda nacional, estaba siendo efectuada por la empresa Petrochina, pero debido a la situación deficitaria del régimen, esa compañía no siguió haciéndolo porque si no hay real, no hay gas.
  4. La falta de gasolina, por una parte, y  por la otra. La de camiones de carga para transportar el gas desde el oriente al resto del país, dificulta el suministro.
  5. Las políticas populistas del régimen de darles competencias a los consejos comunales para un negocio, como éste del suministro de gas, no son las más adecuadas porque no están preparados para un trabajo que tiene que ver con la oferta y la demanda, y no para satisfacer decisiones de control social.
  6. Otorgarle competencias a las gobernaciones  para un producto de gran demanda, por supuesto, produce privilegios a quienes están conectados con ese centro de poder y es por ello que particulares han tomado la venta de gas como un negocio que les ofrece muy buenos ingresos.
  7. No podía faltar el coronovirus Covid 19, que ha impedido que el gas llegue oportunamente y que la gente salga a la calle a protestar por el pésimo servicio de la falta de gas. Se debe recordar que en julio del año pasado, los funcionarios represores del régimen atacaron a perdigonazos al estudiante Rufo  Antonio Chacón Parada, y los proyectiles le destruyeron sus dos ojos. Si hoy no hubiera encierro forzado, serían centenares las protestas que se hicieran a diario por la escasez de ese combustible y el de la gasolina.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios