Agroindustria y productores exploran volver sembrar 400 mil hectáreas de maíz blanco en el país

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

La propuesta de aportar 8.000 toneladas de semillas de maíz blanco certificadas, para desarrollar unas 400 mil héctareas y así garantizar la materia prima fundamental para la harina de maíz precocida, formulada por el Presidente Ejecutivo de Empresas Polar fue bien recibida por Fedeagro.

Se recuerda que esta oferta surge a partir de un planteamiento que hiciera el presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela, Fedeagro, Aquiles Hopkins al alto ejecutivo en el marco del Congreso Anual de Conindustria 2020, realizado el pasado martes 30 de junio, vía telemática.

En esta oportunidad Hopkins planteo que la mayoría de los sectores productivos están en una situación bastante complicada, tanto desde el punto de vista de rezago tecnológico, en materia de formación de capital humano con una gran cantidad de personas en estado de analfabetismo, planteando que en la Venezuela actual, dada la situación que se vive, los productores primarios y la agroindustria no son competitivos ante los mercados internacionales, ya que es común que producir alimentos en el país es más costoso que importarlos, y ante una visión de cadena productiva y tomando en consideración que el maíz es el rubro más importante de la producción nacional, pasando luego a convertirse en harina y terminando en la arepa, ¿estaría Empresas Polar dispuesta a asumir en conjunto con Fedeagro y los productores del campo, un plan de recuperación de la producción nacional con un incremento de la productividad, ya que no basta solo con recuperar la producción, sino ver como podemos ser más eficientes y productivos, asumir una agenda de transferencia tecnológica donde sembremos el conocimiento para así apuntalar el crecimiento de la producción y el abastecimiento del rubro, en atención a estas líneas, que acciones estaría dispuesta a emprender la agroindustria nacional, específicamente empresas Polar, para incrementar la producción del rubro más emblemático de la agricultura venezolana, evitando que seamos borrados por las importaciones, apuntando hacia una arepa hecha con maíz 100% venezolano?.

Posición de Empresas Polar

La respuesta de Lorenzo Mendoza no se hizo esperar, señalando que tienen la mejor disposición de hacerlo, señalando que la realidad de Empresas Polar pasa por la producción nacional, y por la capacidad que tienen los agricultores como grandes productores de este país, lo que han demostrado a través de los años.

Recodó que en la década de los 90 en acción conjunta entre la agroindustria y los productores, con una agresiva política de tecnología, el país llegó a ser autosuficiente y se produjeron más de 1 millón 700 mil toneladas en más de 400 mil hectáreas con semillas certificadas por Danac que tiene la empresa en Yaracuy, recordando que toda esta tecnología está allí y hay que volver a hacerlo.

“Nosotros tenemos la posibilidad de dar unas 8.000 toneladas de semillas al sector productivo nacional, producidas en Danac para volver a levantar las 400 mil hectáreas que están en manos de productores, pero que necesitamos de alguna manera de capacidades, no solo el acceso al financiamiento, acceso a los fertilizantes, agroquímicos y todo esto esta en manos del Estado; la banca tiene una situación bastate delicada, de allí que tenemos que volver a estabilizar la parte fundamental de cada eslabon en la cadenapara poder hacerlo. Nosotros estamos preparados y quiero decirte algo muy importante, nada como el maíz venezolano para nosotros, en la fabrica montamos para el proceso fabril equipos para el maíz ue produce el campo venezolano, ese proyecto sigue alli, se lo hemos presentado al Ejecutivo en distintas oportunidades, han estado entusiamados en llevarlo adelante, pero todo ha quedado allí, entonces tenenos que seguir siendo tercos, no queda otra, ustedes los agricultores son un ejemplo de la resiliencia que hay en el país”, señaló Mendoza.

Consultado Aquiles Hopkins en torno a las expectativas de esta propuesta, señalando que ahora “Es cuestión de sentarnos en una mesa de trabajo par articularlo, ya lo habíamos conversado, pero ahora es cuestión de sentarse a concretarlo, articularlo y atar los cabos necesarios”, afirmó el presidente de Fedeagro.  

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios