Estados Unidos envía importante señal a Cabo Verde antes de la libertad o la extradición de Alex Saab

Brian Vidal | Foto: Archivo IMP |

Una carta del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo llegó a Cabo Verde con una señal clara a propósito de la eventual extradición de Alex Saab a los Estados Unidos.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, envió una carta al presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca en la que manifiesta a nombre de su país la intención de apoyar a la nación africana en  “esfuerzos de desarrollo y seguridad marítima”, destacando y elogiando una relación de más de 200 años entre ambas naciones.

La isla recibió el mensaje en respuesta al temor que sienten algunos sectores a que Cabo Verde resulte afectado por la decisión que se tome en torno al destino de Alex Saab, acusado por los Estados Unidos de blanquear capitales y corrupción, ligados al régimen de Nicolás Maduro.

“Estados Unidos está orgulloso de su estrecha asociación con Cabo Verde. Nuestra relación tiene sus raíces en más de 200 años de historia y un compromiso común con la democracia, la seguridad regional y la prosperidad económica “, escribió Pompeo, en un mensaje a raíz del aniversario 45 aniversario de la independencia de Cabo Verde.

En un panorama norma, el mensaje significaría un mensaje diplomático y de cumplimiento protocolar entre ambas naciones por la fecha patria. Sin embargo el hecho de que esté firmado por Mike Pompeo y la fuerte presencia de la DEA y de otras fuerzas internacionales en Cabo Verde a la espera de la entrega de Saab, hace que esto tome un significado especial.

Este mensaje de los Estados Unidos a Cabo Verde se produce cuando el régimen chavista enfiló toda su “artillería” para evitar la eventual extradición del empresario colombiano y agente especial de Maduro a los Estados Unidos, país en el que es considerado la “joya de la corona” que podría significar la puerta de entrada a todos los negocios fraudulentos de la cupula de poder del régimen venezolano entre los que destacan los negocios con Turquía Rusia e Irán y la venta ilegal del oro y petroleo venezolano.

En efecto, el mensaje de Pompeo se produce luego de que el embajador de Venezuela en Cabo Verde exigió ver a Saab y pidió que le explicaran por qué había sido sacado de prisión y trasladado a la Isla de Sal, considerada la antesala de su extradición.

En su carta, el diplomático dijo que su ciudadano había sido maltratado, robado y que no recibía el tratamiento médico que requería. En igual sentido se pronunció su familia quien pidió libertad por razones humanitarias.

“Estados Unidos reafirma nuestro compromiso de apoyar los esfuerzos de desarrollo del sector privado y la seguridad marítima en Cabo Verde. Juntos, podemos promover nuestros objetivos comunes para una África segura, estable y próspera”, sentencia la carta de Pompeo.

El caso coincide con la orden de un juez de incautar cuatro cargueros con gasolina Iraní que iban rumbo a Venezuela.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios