#OPINIÓN Tutorial para escribir humor en pleno siglo 21 #10Jul

Reuben Morales | Foto: Cortesía |

Lo primero que debe hacer, es escoger un tema. Digamos que su tema es el Facebook. Ahora debe hacer un descubrimiento absurdo dentro de ese tema como, por ejemplo: “Si Cristóbal Colón hubiese tenido Facebook, jamás hubiese llegado a América”. Ya teniendo tema y descubrimiento, debe pasar a sustentar el porqué de su loca teoría. Sin embargo, le recomiendo no entrar de golpe en la materia. Siempre es bueno hacer una muy breve introducción que le sirva de preámbulo. Si se tratase de un artículo humorístico, por ejemplo, y me tocase escribirlo a mí, el mismo arrancaría así:

“Antes de entrar en materia, quiero excusarme con la comunidad de las personas que tienen alto contenido de melanina, cabello ensortijado y antepasados venidos del continente que está ubicado debajo de Europa y a la izquierda de Asia. Una comunidad que lamentablemente se vio involucrada en extendidos episodios de trabajos forzados y maltratos físicos. Me refiero a esa comunidad que se caracteriza por ser muy buena en los deportes, el baile y el canto. Me disculpo con dicha comunidad, pues quien escribe esto no los representa por carecer de melanina y por, probablemente, tener algún antepasado que los maltrató. A pesar de todo ello, me solidarizo con su lucha.

“Así mismo, quiero excusarme con la comunidad de las personas que sienten deseos lujuriosos hacia seres que vinieron configurados igualitos que ellos. La misma comunidad de las personas que nacieron regidas por la testosterona (pero sienten que por sus venas corren los estrógenos y, en consecuencia, se realizan un trueque de aparato reproductor). Esa misma comunidad de las personas que se inyectan testosterona porque no toleran el reguero que les producen los estrógenos cada 28 días. A todos ellos, mis más sinceras disculpas. Quien escribe esto, es una persona que involuntariamente expulsa feromonas cuando siente la presencia de personas que ovulan a su alrededor. Sé que no les represento. Sin embargo, me solidarizo con su lucha.

“De la misma manera, quiero disculparme con la comunidad que tiene discapacidad del nervio óptico, la retina, el humor vítreo, los coroides, el cristalino, la pupila, los conos, los bastones, suelen usar lentes de sol a toda hora, llevan un bastón en la mano cuando van por la calle y, a veces, están acompañados por un perro. A todos ustedes, mis más sinceras disculpas pues esto lo escribe alguien que no sabe utilizar el sistema de lectura inventado por Louis Braille. A pesar de ello, me solidarizo con ustedes.

“Tampoco quiero dejar de disculparme con la comunidad de personas cuyos cuerpos están compuestos por órganos como matriz, útero, trompas de Falopio, vulva, mamas y cabellos que, por lo general, sobrepasan el cuello. A todas estas personas, mi más sincero perdón. El artículo en cuestión está escrito por un ser humano que carece de todos esos órganos y, además, es parte de una comunidad que históricamente se tardó en darles el derecho al voto y, para colmo, les hace devengar un salario estadísticamente más bajo. A ustedes, mis más sinceras excusas y reciban toda mi solidaridad.”

¡Listo!… Ya hecho el sucinto, minúsculo y reducido preámbulo, puede pasar a escribir sobre el Facebook de Cristóbal Colón. Claro, solo le quedará espacio como para una línea, pero no se preocupe. ¡Es la extensión perfecta para no meterse en problemas! Una vez la escriba, proceda a despedirse de su lector y listo. Ya usted estará en total capacidad para escribir humor en pleno siglo 21.

Reuben Morales

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios