En su segundo libro, Carlos Carmona expone cuentos de amor, muerte y otras aberraciones”

Texto: Katherine A. Nieto | Fotos: Cortesía Carlos Carmona |

Con una carrera académica de comunicador social y otra autodidacta en programación web y estrategias digitales, Carlos Eduardo Carmona Prieto, un joven entusiasta de 36 años, recién publicó su segundo libro titulado “Cuentos cortos de amor, muerte y otras aberraciones”, el cual está disponible en la tienda virtual Amazon y pronto se podrá obtener su versión e físico.

En mis cuentos trato de llevar un ritmo por un lado y que sea un poquito disruptivo el final.

Carlos Carmona Prieto

Su palabra favorita es denuedo, definida por la Real Academia Española como brío, esfuerzo, valor e intrepidez; y es así como Carlos creó las historias que expone en esta entrega y también es así como él mismo define la excusa que le dio este año 2020 para finalmente publicar este libro.

La afinidad por la poesía y la escritura ha estado presente en su vida desde que llegó a los 13 años, cuando buscaba rincones para escribir, sin importar que estuviese en casa, en el colegio o compartiendo con amigos.

A los 18 años publicó su primer libro, el cual compiló sus mejores poemas de la adolescencia. Ahora, este autor con cierta curiosidad por la muerte, dice que prefiere escribir cuentos en vez de poesía y asomó que su próximo proyecto literario será quizás una novela y abordará la existencia más allá de la muerte.

En una conversación íntima, Carlos Carmona respondió las preguntas de Elimpulso.com

¿Desde cuándo escribes?

Empecé a escribir de chamo, en el colegio. Hubo dos momentos, uno cuando apenas existían las computadoras y empecé a hacer cuentos hacia el lado del terror, era una escritura muy oscura y creo que le preocupó a mis padres porque me pidieron que no lo hiciera más. Dejé la escritura oscura y empecé a escribir poesía y a los 18 años nació mi primer libro.

El primer poema lo habré escrito a los 13 años. Me iba a una esquina a escribir y nadie entendía lo que estaba pasando. Escribía en papel y lápiz, tengo cajas y cajas de cuadernos llenos de poesía.

¿Qué aprendiste de esos primeros días?

No sirvió para lo que uno quería en esa edad (risas)… no funcionó para nada del objetivo de ser el poeta romántico y tener muchas novias con eso. No funcionó el tema de quemar los bordecitos de papel del poema. Pero el aprendizaje más grande que me llevo es que hay que quemar primero el papel y luego escribir el poema y me tocó aprenderlo de la forma complicada (risas).

¿Qué sientes cuando escribes?

Qué siento… wao… son muchas cosas porque no hay un sentimiento cada vez que escribes porque cada cuento tiene un pedacito plasmado de uno por alguna parte, así sea escondida, no todos en su totalidad. Hay algunos cuentos donde hay sentimientos de rupturas de noviazgo, por el que estaba pasando en ese momento, que es Deja vu. No era una depresión, pero las cosas que no podía decirle a esa persona estaban plasmadas allí.

¿Cómo nace el cuento el ti?

Todos son imaginación, pero dentro de esa imaginación tiene su salpicadura de realidad. Hay algunos personajes que hablan de tener cuidado de ciertas personas con ciertos nombres, es porque son personas que influyeron en mí. Desde pequeño tuve cierto interés por el tema de la muerte y varios de estos cuentos están en torno a la muerte. No es algo que he vivido de cerca pero sí es algo que me llama la atención.

Este libro se lo agradeces a la excusa que te dio el 2020 ¿Cuál fue la excusa para publicar este año?

Lo que impulsó a publicarlo este año sería “denuedo”, que es una de mis palabras favoritas. Así se llama uno de mis poemas que es un momento de osadía de valor de olvidarte de que hay otros problemas decir es el momento.

Eres muy descriptivo, ¿por qué te gusta el detalle?

Porque en mucho de los cuentos que leí, me gustaba cuando me describían las cosas, no al punto del detalle donde no había cabida para imaginarse las cosas, pero sí cuando me hablaban en primera persona como si estuviesen allí echándome el cuento. En varios de los cuentos me dirijo personalmente al lector e interrumpo el cuento para hablar de escritor a lector.

¿Te gusta más escribir la poesía o el cuento?

En este momento me parece que es más entretenido el cuento porque siento que activo un poquito más la parte de la imaginación. Uno espera y le gusta que ocurra un tipo de emoción en el lector, y siento que con los cuentos es más fácil de levantar una emoción porque hay menos barreras que tumbar. La gente suele estar predispuesta cuando le muestras un poema, pero con un cuento puedes ver cómo su cara va cambiando. La reacción de a gente es algo que me motiva mucho.

¿Otro proyecto por publicar?

En mi cabeza tengo dos ideas de libros más largos, sería quizás una novela o cuento más largo, pero no está en papel.

¿Qué le dices a los jóvenes escritores como tú?

Soy un escritor inexperto y pienso que es un momento súper interesante porque uno no depende de grandes publicistas o editoriales para alcanzar a las personas. Hay una serie de herramientas que te facilitan comunicar el mensaje y si tu cuento es bueno, y conectas con tu audiencia y puede aterrizar una idea de manera más fácil que hace 15 o 10 años.

Cuentos cortos de amor, muerte y otras aberraciones”, recién publicado la semana pasada, se puede comprar vía Amazon tecleando el nombre del libro o el de su autor, “Carlos Carmona”. Pronto estará disponible también en la página web www.poetainexperto.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios