#OPINIÓN Enfrentando la pandemia #14Jul

William Amaro Gutiérrez | Ilustración: Victoria Peña |

Esta Pandemia tenemos que enfrentarla primeramente con una fe sencilla en Dios. Fe, en que él nos va a librar de ella, porque sabemos que él sabe que nosotros sabemos, que tiene el poder y el amor suficiente para hacerlo. No es un juego de palabras. Eso es fe. A Ud. y a mí nos interesa saber que Dios sepa que tenemos fe en él. “De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.” Hebreos11:6 NTV

Sin embargo, es indispensable tomar todas las previsiones y recomendaciones que hacen los expertos en salud y las directrices del gobierno, aunque lleguemos a verlas como exageradas e indignantes. Aunque pensemos que son medidas extremas que solo buscan la dominación psicológica de la población para mantener una hegemonía gubernamental sin alteraciones sociales. Pero nos toca ser obedientes, por nuestro cuidado personal y sobre todo por cuanto Dios así lo exige, por lo menos a nosotros los cristianos. Sus seguidores.

A mi manera de ver, el ejercicio al aire libre es una de las formas más poderosas de enfrentar esta Pandemia. Sobre todo el trote, la carrera, la caminata, por cuanto Ud. activa y pone a disposición de su organismo las mejores recomendaciones de Dios para la prevención. Como es tomar el sol tempranero y respirar aire puro los cuales sirven para crear anticuerpos y combatir el virus. Esto le lleva a tomar bastante agua y depurar el organismo de las toxinas generadas. Para ello tiene que activar el dominio propio que es Dios quien se lo da para acostarse temprano y tener una alimentación sana adecuada, indispensable para su salud. Pero, para todo eso debe tener la confianza suficiente en Dios para que le ayude en todo.

¿Correr? Sí. Dios dice en su Palabra. “La buena noticia engorda los huesos” Prov15:30. Y correr es una excelente noticia, por cuanto además que es gratis, generador de las hormonas de la felicidad, representa la opción más viable para enfrentar esta Pandemia. Si lo tomamos en serio y nos sumergimos en los 8 Remedios Naturales obtendremos excelentes resultados y eso es tremenda noticia. Entonces “un informe que es bueno engorda los huesos”, los llena de médula, es decir, da vigor a todo el cuerpo. En las referencias bíblicas a los huesos y la médula se les subraya su importancia en relación con la salud física de la persona y, en sentido figurado y simbólico, en relación con su salud espiritual. De modo, que correr y descubrir todos los beneficios que ello tiene para la salud “engordará nuestros huesos”.

Por el contrario dice Proverbios 17:22 “El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos”. Secar los huesos es consumirse en rabia. Es ese sentimiento de frustración y resentimiento que se va haciendo duradero y es contaminante. Es agotar todo lo bueno que puede producir el cuerpo mismo y llenar la vida de amargura. Es por ello que debemos alejarnos de toda influencia negativa, pesimista, tóxica y mirar todo lo que Dios ha puesto delante de nosotros. No sufrir por lo que no tenemos sino dar gracias por lo que estamos disfrutando. Por ello Dios nos vuelve a decir “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros quienes aman a Cristo Jesús” 1Tes.5:18.

Es por ello mis apreciados lectores que debemos aprovechar todo lo que Dios ha puesto delante de nosotros y la caminata o la carrera al aire libre es una de las mejores opciones, tal como lo hace la amiga Neyla de la Villa, en nuestra urbanización.

¡Hasta la semana que viene Dios mediante por la WEB!

William Amaro Gutiérrez

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios