Observatorio Venezolano de Fake News desmiente falsedades en confinamiento y con trabas para acceso a información oficial

Texto: Lirio Pérez Petit | Foto: Observatorio Venezolano de Fake News |

La iniciativa de Medianálisis para la verificación de bulos cumplió un año, y los últimos cuatro meses sigue en la batalla contra la desinformación en cuarentena por la pandemia

En Caracas y 7 estados del interior del país, reporteros experimentados y jóvenes comunicadores trabajan en equipo para rebatir las mentiras virales, pero también para entrenar a los ciudadanos en la identificación de contenido engañoso

Los ocho corresponsales del rostro del Observatorio Venezolano de Fake News (OVFN), quienes hacen trabajo de campo con la detección, verificación y desmentido o confirmación de contenidos virales dudosos, se reunieron en el foro virtual “El periodismo hace frente a las fake news en Venezuela” este 28 de julio e intercambiaron experiencias sobre el combate a la mentira con las particularidades de sus regiones. Apoyaron el evento la Asociación Civil Medianálisis, la Dirección de Egresados de la Universidad Católica Andrés Bello, y su director, el también periodista Luis Ernesto Blanco, actuó como moderador.

Voceros oficiales y tiempo: cuando la mentira se convierte en verdad

Desde Caracas y para la región capital observa la reportera de televisión Diana Martínez. Sus investigaciones casi siempre requieren acudir directamente a las parte involucradas y contrastar con funcionarios de alto gobierno: ministros y jefes de órganos policiales y militares.  “En la región capital surgen problemas al momento de acercarse a la fuente. Las cortinas de humo son frecuentes, en primera instancia, los voceros niegan y luego se hace realidad”; así recordó que a mediados de marzo, desde el Viceministerio de Hospitales del Ministerio para la Salud le negaron que hubiera intención de llevar enfermos de coronavirus al Poliedro y, en julio, ocurrió: acondicionan el coso de La Rinconada como una suerte de hospital centinela.

María Elena Velazco es la lupa en los estados centrales. Desde Valencia, Carabobo, también lamenta que “siempre existe la duda porque no hay acceso a la información. En la región quedan muy pocos medios, El Carabobeño está solamente en formato web. Noticias que necesitan ser difundidas al momento quedan aisladas por las fallas de electricidad e Internet”. A pesar de las dificultades, Velazco insiste con sus compañeros del OVFN en corroborar con más de una fuente.

El rostro del OVFN en la región centroccidental, con base en el estado Lara, es la periodista Lirio Pérez, quien estuvo allí al frente de la corresponsalía de un medio nacional durante 14 años. Ofreció un marco sobre el acceso a la información para confirmar falsedades: “persiste el centenario El Impulso en la web, La Prensa circula intermitentemente en formato impreso, la crisis de servicios públicos con las continuas interrupciones eléctricas dificulta informarse digitalmente y, en un año, ha sido imposible hablar con un vocero del gobierno regional encabezado por Carmen Meléndez – cuya gestión responde a su formación militar – y es muy difícil demostrarles a las personas cuándo están frente a un contenido falso; la gente quiere creer cosas según sus sentimientos”.

Fronteras calientes sin combustible

Yamile Jiménez, observadora en Táchira y con más de 20 años haciendo periodismo en la línea limítrofe colombo – venezolana, la más dinámica de Latinoamérica, lidiando con contrabando y grupos irregulares, afirmó que pertenecer al OVFN “ha sido todo un reto, nos ha enseñado la responsabilidad que tenemos para combatir la desinformación”. Narró que, en esa entidad fronteriza, los bulos se relacionan, en su mayoría, con el suministro de gasolina “con cadenas que mandan a los ciudadanos a correr de una estación de servicio a otra”.

También en los Andes, pero en Mérida, el ducho reportero Elvis Rivas acusa padecimiento por la crisis eléctrica: “los cortes son de seis horas diarias y esto afecta el desarrollo de las labores de los periodistas”. De hecho, fallas en la conectividad forzaron a hacer breve su intervención. Su tarea de observador concentra, más que todo, fake sobre combustible con la imposibilidad de los productores agrícolas para sacar sus cosechas y, en el contexto de la pandemia, otras relacionadas con restricciones para la circulación o número de casos positivos de coronavirus.      

Del golpeado estado Zulia se ocupa Iraní Acosta. No quiso redundar en las deficiencias eléctricas y de gasolina que llevan años castigándolo. Acotó que “las fake news no son tema exclusivo de Venezuela: los políticos mienten y desprestigian a los periodistas”. En la entidad zuliana viven una especial relación con el poder, pues, “cuando algo no le conviene al gobernador (Omar Prieto) lo etiqueta de fake. La falta de pronunciamientos oficiales genera incertidumbre sobre lo que es real y lo que no”. 

Las fake se propagan sin tierra firme

El nororiente lo cubre desde la isla de Margarita, en el estado Nueva Esparta, Ana Carolina Arias. Recordó que los grupos de WhatsApp son las canteras por excelencia de fake news. “Me preocupan no tanto las personas que crean las fake news sino quienes las creen. La información es un derecho, pero el estar bien informado es mucho más importante”, dijo.

La extensa y compleja zona suroriental del país, que colinda con Brasil, está a cargo de Verónica Bastardo, quien, además, es la joven observadora encargada de la verificación de contenidos que requieren herramientas avanzadas de tecnología. “El tema de las telecomunicaciones es difícil en la región, lo que afecta en el acceso a la información. Hay lugares sin medios de comunicación, solo redes sociales”. Recalcó especiales obstáculos para temas relacionados con la explotación minera por la reticencia de las fuentes a hablar. 

Entre 30 y 27 participantes se mantuvieron permanentemente conectados a la transmisión por la plataforma Zoom. El OVFN quiso mostrar las caras de quienes conforman el primer eslabón de la cadena que desenmascara las falsedades y proveen insumos a las redes sociales que, como @ObservatorioFN, conectan con los usuarios, y a la recientemente rediseñada página web www.fakenews.cotejo.info, donde se puede profundizar el tema de las fake news, y aportan datos que son minuciosamente sistematizados e interpretados por un equipo de analistas y coordinadores que no desiste en la tarea de abatir la desinformación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios