Rocío San Miguel: Quieren modificar la Constitución para incorporar los milicianos a las FANB

Pacífico Sánchez |

La doctora Rocío San Miguel, presidenta de la organización no gubernamental Control Ciudadano, declara que la mala gerencia ha hecho más daño que la COVID-19, le preocupa que Hermann Escarrá anuncie que se va a reformar la Constitución para incorporar a la milicia como componente de la institución armada y que habrá que esperar por el caso de los 302 militares a quienes se les ha fijado un cartel judicial.

Entrevistada por Elimpulso.com, la experta en materia militar dijo que el asunto relacionado con más de 300 militares no se puede considerar que han sido despedidos, como se publicó en los medios de comunicación.

El cartel que se ha fijado es para que se presenten a un juicio y en caso de que no lo hagan, serán declarados desertores.

Milicia

Le llama la atención que sea el diputado Hermann Escarrá el que salga diciendo que se va a reformar la Constitución, en lugar del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, quien sería el funcionario autorizado para hacer un anuncio de esta naturaleza.

No se sabe si lo hizo porque Cabello esté enfermo como se ha dicho, presuntamente sometido a pruebas de la COVID-19 o por motivos internos del partido oficialista.

Pero, lo que si causa extrañeza es que se vaya a reformar la Constitución para ocuparse de los milicianos, por cuanto, entonces, quedaría como inconstitucional la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, aprobada en enero de este año, en la cual ya se le da tratamiento a ese cuerpo.

De acuerdo con declaraciones dadas por Nicolás Maduro existen 4 millones y medio de milicianos, pero si ese número de personas es incorporada a la FANB, su costo sería enorme para el país, que tiene una situación económica muy difícil.

“Si actualmente los guardias nacionales tienen que comprarse las botas, no hay explicación de dónde van a salir los recursos para los milicianos”.

Si no hay cómo mantener a los 130 mil integrantes de la institución castrense, el país no podría soportar una carga mayor. Es posible que apenas pudieran integrarse unos veinte mil hombres de ese cuerpo para realizar algunas tareas. Pero, resulta desproporcionado incorporar el número que ha dicho Maduro.

Hay que tomar en serio las funciones de los milicianos, que es un cuerpo de vigilancia social creado por el régimen, cuyos  objetivos son la sumisión, la disciplina y el temor de la población bajo las armas, dijo.

Pandemia

En este mismo orden de ideas, la doctora San Miguel se refirió a los desmanes que han cometido tanto militares como policías, aprovechándose de la aparición de la COVID-19 y las medidas relacionadas con la cuarentena por las consecuencias de esa enfermedad.

La mala gerencia que ha habido con la pandemia ha desatado los demonios, expuso. Militares y policías han incurrido en extorsión y otros delitos contra la ciudadanía.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios