Doctor Luis Chacón: Se improvisa al convertir en hospital centinela la Villa Bolivariana

Pacífico Sánchez |

El doctor Luis Chacón, expresidente del Colegio Médico del estado Lara, dice que, lamentablemente, la pandemia del coronavirus COVID-19,  evidencia la carencia de infraestructura hospitalaria que existe en el país al convertir, improvisadamente, instalaciones como el Poliedro de Caracas y la Villa Bolivariana, en hospitales centinelas.

Asombra la forma como se toman las decisiones en materia de salud, precisamente cuando se incrementan los casos de la enfermedad y, claramente, se observa que no existen las condiciones mínimas para atender a los pacientes, dijo el profesional de la medicina al ser entrevistado por ElImpulso.com.

Los hospitales deben tener una infraestructura adecuada que garantice, permanentemente los servicios indispensables para atender a los pacientes y, por supuesto, en una emergencia como esta, que ha cobrado la vida de 37 médicos y enfermeras, debe existir la protección al personal de la salud, con el fin de evitar mayor número de defunciones.

Ni el Poliedro ni la Villa Bolivariana fueron diseñados para ser hospitales, ya que aquel es un sitio para atracciones y éste es un hospedaje para atletas.

Durante los últimos veinte años no ha existido ningún interés por mejorar el sistema sanitario del país, afirmó.

Tanto la Federación Médica Venezolana como los colegios médicos han insistido en la necesidad de que se destine el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al sector salud, pero ni siquiera se le ha asignado el 3 por ciento.

Desafortunadamente, la pandemia ha dejado en evidencia la situación precaria en que se encuentra la red hospitalaria y las autoridades, que no saben qué hacer, toman decisiones sin sentido que pueden traer mayores consecuencias a la población, ya abatida por la pandemia.

Desde el 2014, que se vienen haciendo encuestas acerca de la situación de los hospitales, se ha denunciado las deficiencias que tienen esas instalaciones, algunas de las cuales ya han colapsado porque fueron dejadas totalmente en el descuido.

Al no existir las instalaciones adecuadas, sin pensarlo, entonces se busca como alternativas lugares como el Poliedro o la Villa Bolivariana, a riesgo total de los estragos que pudieran sobrevenir.

Por otra parte, sin pretender desconocer los méritos deportivos o artísticos que pudiera tener Antonio El Potro Álvarez, a quien Nicolás Maduro le ha encomendado la salud del pueblo de Caracas, no puede dirigir un hospital centinela en una emergencia tan delicada como la que significa una enfermedad como COVID-19, que requiere de experimentados especialistas en virología, sentenció Chacón.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios