100 años de radio, una plataforma para el desarrollo y felicidad del hombre

Freddy Torrealba Z. | Foto: Cortesía |

EEUU y Argentina se disputan la autoría de la primera transmisión regular de radio en agosto de 1920 tras transcurrir 26 años de su invención en 1894 por el italiano Guillermo Marconi. Ello luego de pasar por una etapa experimental con proliferación de varios centenares de emisoras en territorio norteamericano.

EEUU es la cuna de la radio en el mundo con la estación WWJ Detroit el 20 de agosto de 1920 con difusión de música del popular género del blue cultivado por la población negra.  No obstante, la estación más conocida como la pionera es KDKA filial de CBS que desde el 20 de noviembre inicia emisiones desde la ciudad de Pittsburgh.

Mientras que Argentina es el primer país de habla hispana y el primero de América Latina en transmitir cotidianamente una radio difusora. Se trata de Radio Argentina que irrumpe el 27 de agosto de 1920 desde la terraza del Teatro Coliseo en Buenos Aires con un concierto grabado de música académica.  La programación se enriquece luego con programas deportivos y radio teatros. Sus noticias eran la de los periódicos. Sus creadores fueron llamados “Los Locos de la azotea”.

Revolución tecnológica          

Al margen de los detalles cronológicos, anecdotarios y curiosidades el mundo estaba ante la mayor evolución tecnológica de más de la mitad del siglo XX hasta la llegada de internet. Luego del telégrafo la radio era entonces el medio de comunicación más rápido del mundo comprobado durante la recién finalizada Primera Guerra Mundial por el Ejercito norteamericano que monopoliza su uso.

Aquellas primeras transmisiones eran como gateadas de niño en el éteral estilo de ensayo y error. Los tanteos de un nuevo dispositivo comunicacional sin perfil definido que viene en lo sucesivo. Por ejemplo, su lenguaje periodístico es el prestado de los periódicos por la falta de servicios informativos propios. Una irregularidad que aún persiste en negación de su periodismo específico como lo es el temporal y no el reflejo.

Pertinentes efectos

Su impacto es inmediato modificando la vida del hombre en lo comunicacional, cultural, económico, político y técnico. Pero el aporte de la radio a la dinamización de las comunicaciones de la vida humana es inmenso en el marco de la mundialización que comienza en el Renacimiento. Rompe el aislamiento del hombre al cubrir grandes distancias a través de su onda corta con mayor potencia en kilovatios. Eran los tiempos del auge de la afición ciencia del diexismo, consistente en la escucha y reporte de la propagación de señales de radio lejanas.

Con la palabra de un periodista o un locutor acompaña al hombre en cualquier circunstancia con sus noticias, mensajes diversos y conocimientos. Su música entretiene también al escucha. Sus efectos de sonido transmiten un variado mundo de sensaciones.  El silencio o pausa bien usado proporcionan otro margen de comunicación si desde luego no es un bache. Lo demostró certeramente Orson Welles en su radio teatro La Guerra de los mundos por la CBS en octubre de 1938 que conmocionó a la ciudad de Nueva York.

Papel educativo y cultural

En consecuencia, es una plataforma que ha unido al género humano a lo largo de su existencia. Aquellos lugares aislados a donde no podía llegar el empuje del progreso este canal lo hizo posible con sus programas de cultura, noticias, educación y entretenimiento. Es lo ocurrido en un continente sumido en el atraso como África donde ha sido empleada en campañas de educación formal. En Colombia fue clave la actividad de Radio Sutatenza en labores de alfabetización del campesinado y en Bolivia las radios mineras dela Iglesia católica en la concientización y creación de ciudadanía de los sectores populares.

Todo sistema radiofónico es un reflejo de la variedad de relaciones del hombre con su entorno, entre estos el cuerpo cultural desde donde emite. Por lo que es innegable su aporte en defensa y preservación de la identidad cultural de los pueblos. En este sentido, ha sido decisivo el papel cumplido por la onda corta como portal cultural de cada país. Aunque entonces es un difusor de la novedosa cultura de masas planificada en los grandes centros industriales del primer mundo.

Sigue con vida

La radio ha superado todas las sentencias de muerte en su contra. Para muestra un botón: en la multimedia es el dispositivo que más sobresale por la inmediatez de su palabra, sonido y música que atrapan al oído, un sentido que se ejerce desde la inespacialidad lo que constituye una ventaja por su fugacidad. Sigue siendo el medio más económico de todos. Hoy basta con tener un computador, micrófono y ordenador para instalar una radio que por la web se escucha en todo el planeta Tierra.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios