#OPINIÓN El cambio que Venezuela necesita #19Sep

Stalin González | Ilustración: Victoria Peña |

A lo largo y ancho del país, vivimos una crisis humanitaria compleja tras dos décadas de régimen chavista, con salarios asfixiados por la inflación, fallas en los servicios básicos, colas interminables y un sinfín de problemáticas más. Por tal motivo, una inmensa mayoría del país demanda y exige un cambio político que aporte soluciones y nos permita dejar la miseria y sufrimiento en el pasado.

Sin embargo, el cambio político que Venezuela quiere, requiere necesariamente de legitimidad para que pueda ser viable y duradero en el tiempo. Esto se puede lograr solo a través del respeto a la Constitución y el consenso entre los distintos sectores que hacen vida en el país. En este sentido, nuestra Carta Magna, con un profundo sentido democrático, da pie a la realización de procesos electorales, como mecanismos masivos mediante los cuales las distintas voces y opiniones de la población pueden ser escuchadas, además de permitir los cambios necesarios para que podamos avanzar siempre al progreso social para el disfrute de todos. Es decir, el voto es un medio de lucha para lograr nuestro objetivo de cambio político.

En este punto, la política cumple un rol fundamental como herramienta propicia para que los diversos sectores en el país se reconozcan unos a otros, en un ambiente de respeto, donde se creen acuerdos políticos que garanticen las condiciones para las elecciones libres, es decir, que se apeguen a lo expresado en nuestra Constitución. Por su parte, la observación internacional puede y debe actuar como un componente indispensable para que todos estos procesos cuenten con un garante justo e imparcial.

Igualmente, no podemos ignorar que atravesamos la amenaza del COVID-19, un fenómeno que pone en riesgo la salud de millones de personas. Para que el voto pueda ser utilizado como un instrumento por parte de los ciudadanos, las condiciones sanitarias tienen que ser favorables para su seguridad. Resulta inviable cualquier acción que atente contra la salud de los ciudadanos. Superar la pandemia también es una prioridad.

En otras palabras, no debemos olvidar que la gran meta que tenemos es alcanzar el cambio político para dar un final a la miseria, pobreza, hambre y penurias que padecen los venezolanos. Para lograrlo, se requieren elecciones libres, con las condiciones expresadas en la Constitución, que se respetarán solo mediante acuerdos políticos. Igualmente, la participación de la observación internacional es crítica si queremos que haya garantías y confianza en cada paso a dar. Gracias a estas acciones podremos transformar a Venezuela en un país de desarrollo, libertades y progreso social.

Stalin González

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios