#OPINIÓN ¿Jesús machista? #29Sep

William Amaro Gutiérrez | Ilustración: Victoria Peña |

El título del artículo de esta semana viene a propósito de una sincera y yo diría inocente opinión de una estimada amiga lectora, lo cual no censuro de ninguna manera y entiendo su comentario. Y lo más seguro, y de eso no tengo ninguna duda, es que nuestro Señor Jesucristo tampoco le va a censurar.

La mujer en este mundo de pecado donde vivimos ha sido, es y será objeto de marginamiento, abuso y violencia permanente. Quizás haya algunas concesiones, incluso legales, en alguna parte, pero esa es la realidad del planeta y del ser humano hoy. Igual, no podemos negar que haya existido y existan personas e instituciones que aboguen por esta horrible situación como se tiene a la mujer, pero eso no cambiará en el tiempo que vivimos. Y la cultura abanderada en cuanto a oprobio, marginación y exclusión en la historia ha sido la cultura oriental y eso lo sabemos todos. Y precisamente de allí viene nuestro Señor Jesucristo.

A mi amiga le comento, que si existe algún precursor de la Liberación Femenina sobre la tierra y por ende el menos machista que haya existido en la historia de la humanidad ese fue y es nuestro Señor Jesús. Antes de él nadie daba medio por una mujer. Tenían el estatus de un animal. Es por ello, que los fariseos y los mismos discípulos quedaban confundidos por la forma como trató a la mujer en su tiempo. Pueden imaginar Uds. la cara de sus discípulos, cuando pasando por Samaria lo encontraron hablando con aquella mujer repudiada, execrada de la sociedad y él le dice con tanto amor y respeto “… el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás” Juan 4:14. O aquella mujer con más de 12 años con flujo de sangre, que se la jugó toda. Y metiéndose en medio de la multitud se acercó al maestro para tocar su manto por cuanto estaba segura que Jesús la sanaría. Y al ser descubierta el Maestro le dice con tierno amor. “Hija tu fe te ha sanado. Ve en paz…” Marc.5:34.

Otro. Aquel pasaje cuando María quiebra el frasco de alabastro donde tenía guardado un costoso perfume de Nardo y unge con sus cabellos al Señor Jesús. Y cuando el ladrón de Judas y los discípulos la recriminan Jesús les dice ¿Por qué molestáis a esta mujer? “Os aseguro que dondequiera que se predique este evangelio en todo el mundo, se contará esto para su memoria”. Mat26:10-13. Y así ha sucedido. Jesús estaba mostrando, de manera irreversible, ante la humanidad y la historia por venir, el lugar preponderante que debe tener la mujer.

Y para finalizar, cuando resucita al tercer día como lo había dicho, es precisamente a una mujer a quien él le da el privilegio de que lo vea de primero. Una mujer de quien se dijo muchas cosas feas tiene el gozo de verlo y de recibir una encomienda. María, que vaya y diga lo que acaba de ver.

Hoy día amiga mía, el Señor Jesús a través de su Palabra, sigue siendo el paladín de los derechos de la mujer cuando reitera en los evangelios consejos, instrucciones y mandatos muy claros. Les recuerda aún a aquellos hombres de iglesia, que dicen creer en Dios. Que se consideran muy cristianos por cuanto asisten a alguna iglesia y hasta son líderes eclesiásticos, que Dios les tiene un mensaje determinante para todos a través del apóstol Pedro “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo” 1Pedro 3:7. Vean la promesa y la advertencia “Para que vuestras oraciones no sean estorbadas” quiere decir, que si Ud. maltrata a su esposa de una u otra manera, no cuente con que Dios va a escuchar sus oraciones. ¿Cómo les parece?

¡Hasta la semana que viene Dios mediante!

William Amaro Gutiérrez

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios