La UCLA llora la muerte del Doctor Fernando Jiménez

Haydeluz Cardozo |

La pandemia de la COVID- 19 le ha arrebatado a uno de sus más destacados profesionales. Su vocación de servicio le hizo merecedor del respeto de los alumnos y colegas, quienes en medio de lágrimas le honran por su incalculable aporte


El regalo de la vida se hace más palpable cuando la muerte está cerca. La intensidad de los días, el calor de las jornadas habituales invisibilizan esos pequeños detalles que la hacen maravillosa.

Pero, cuando llega la muerte, emergen como un faro en medio de la oscuridad, las buenas acciones que hicieron de ése instante que es la vida, un camino maravilloso de grandes recuerdos y enseñanzas.

Es el caso del doctor Fernando Jiménez quien falleció la mañana de este miércoles a causa de la COVID- 19 en el hospital de San Felipe. Se presume se infectó en el hospital de Yaritagua, allí cumplió su tratamiento pero, al complicarse, fue trasladado a San Felipe donde él mismo monitoreaba su estado de salud.

Los muchos esfuerzos de sus colegas no dieron resultado y, desafortunadamente, falleció.

Su don de gente y gran compromiso profesional le hicieron merecedor del cariño de quienes le conocieron y hoy honran su legado.

Las autoridades del Decanato de Ciencias de la Salud de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), lamentaron en un comunicado su partida. “En vida fue médico emergenciólogo del Hospital Central de Barquisimeto y del Hospital de Yaritagua, egresado de nuestra universidad, apreciado por sus estudiantes uclaístas por su pedagogía y admirado por sus colegas y compañeros por su entrega a la salud”.

Una vida que dio frutos

A través de las redes sociales decenas de médicos y estudiantes UCLA han manifestado su admiración al doctor Jiménez.

“Gracias por acompañarnos hasta el último aliento. Gracias por formarnos en valor, humildad y respeto, a pesar de los momentos tan difíciles que embargan al mundo. Es usted una de las razones por las cuales seremos médicos cirujanos. Esperamos enorgullecer siempre su noble memoria con su valioso ejemplo”, expresó la promoción LXXV de la UCLA en un comunicado.

Quienes tuvieron el honor de ser sus alumnos señalaban que estar de guardia con él, era una verdadera cátedra profesional. No solo por todo su conocimiento sino por ése don de gente que lo hacía destacar.

Desde Elimpulso.com resaltamos la labor de este gran médico y agradecemos el esfuerzo de todo el personal de salud que continúa dando la batalla a la pandemia, aun con su propia vida.

Lea también: Monitor Salud: 55,12% de los hospitales están sin agua y se reutilizan los tapabocas #8Oct

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios