La gobernadora de Lara, en una fotografía histórica

Texto y fotos: Luis Alberto Perozo Padua |

Erguida, de pie, imponente, de rostro sereno pero con la disciplina que representaba el momento. Rodeada de un grupo de hombres de su entorno que también desvelan-a juzgar por sus rostros-, minutos de expectación y seriedad.

La dama que capta nuestra atención es sin lugar a dudas doña Elena Dorila Parra Pinellaux de Orellana, en una gráfica captada en el despacho de la Gobernación del estado Lara en el año 1975, cuando asumió la primera magistratura regional.

La foto, cuya autoría se desconoce, fue preservada en el tiempo por el cronista e investigador Gabriel Marullo y colgada en la página de Facebook Fotos Antiguas de Barquisimeto.

Sobre aquel instante, nos habla Alexis Orellana periodista larense, así como Carlos Guerra Brandt, escritor y cronista, ambos testigos de importantes acontecimientos e intérpretes de documentos gráficos de la Venezuela de ayer, despejando suposiciones y marcadas dudas sobre la enigmática imagen. Es justo adicionar que Filiberto Peña, dirigente de AD, con amplia trayectoria en la política nacional y regional, apeló a su prodigiosa memoria para corroborar y corregir los nombres y cargos de los personajes captados en la mítica estampa.

Acompañan en el acto de juramentación a la primera magistrada regional, el teniente coronel Héctor José Pietri Guzmán que para entonces ejercía la Comandancia del Destacamento 47 dela Guardia Nacional en el estado Lara; a su lado un personaje sin identificar; inmediatamente, de traje y corbata José Vicente Pérez, prominente periodista del Diario EL IMPULSO y padre de nuestra admirada colega Lirio Pérez, y  fue llamado por la gobernadora para formar parte de su equipo de gobierno; le sigue el periodista Juan Amado Terán, periodista y titular de la Oficina de Prensa del Ejecutivo regional; seguido por el economista Armín Serrano, director de Administración. A la izquierda de la gobernadora Dori Parra, el abogado Rafael Guédez Cortez, director de Política; continúa el quiboreño Lelis León fungió como secretario del Despacho; luego el profesor José Oviedo, nativo del municipio Urdaneta, director del Organismo para el Desarrollo Comunitario, ORDEC.

Detenida y torturada

Según cita de Milagros Socorro, periodista e historiadora, Elena Dorila Parra Pinellaux de Orellana había nacido en Barquisimeto, el 25 de julio de 1923, en el hogar de Miguel Parra y Dorila Pinellaux González, (hija del inmigrante francés, Nicholas Pinellaux).

Subraya además que en diciembre de 1947, cuando tenía 25 años, Dori es electa diputada al Congreso Nacional, por Acción Democrática, siendo aquella consulta popular, las primeras donde las mujeres podían elegir y ser elegidas, “y ella tuvo un rol destacado en la lucha por los derechos políticos de las mujeres”.

Luego del golpe de Estado a Rómulo Gallegos, en noviembre de 1948, Dori se une a la lucha por el rescate de la institucionalidad democrática en el país. En 1950, según investigación de Socorro, nuestra biografiada es fichada por la Seguridad Nacional y más tarde, en febrero del 51, es detenida en el perímetro de la Plaza Bolívar de Barquisimeto, cuando participaba en una protesta el Día de la Juventud. Arrojada en una mazmorra en donde sufrió tratos crueles: colgada de brazos del techo de una mazmorra por tres días con sus noches, víctima de otros tratos impublicables.

Notable carrera política

Dori Parra de Orellana fue concejal en el Cabildo de Iribarren, alcanzando la presidencia de este ente edilicio. Más tarde, senadora por el estado Lara1968-1973, y gobernadora del estado de Lara, para el periodo comprendido entre 1975 y 1977. La encontraremos nuevamente en el Senado de la República entre 1978 a 1983. “Sería la primera venezolana en ser senadora y gobernadora de estado”, destaca Socorro en su semblanza sobre esta barquisimetana virtuosa.

También es recordada por el polémico Decreto 14, el cual enviaba a la cárcel -por 48 horas-, a los infractores de tránsito que no respetaban las luces de los semáforos. A juicio de los barquisimetanos de ayer, doña Dori, dio un paso a la inmortalidad por su excelente gestión de gobierno.

Doña Dori casó en dos oportunidades, a los 16 años con Miguel Ángel Escalona García, unión de la que nació “su único hijo” Hugo Rafael Escalona Parra. En segundas nupcias compartió con el médico Fortunato Orellana Anzola, de origen tocuyano. Doña Dori fallecerá en su natal Barquisimeto, el 21 de marzo de 2007.

Luis Alberto Perozo Padua

[email protected]

TW / IG: @LuisPerozoPadua

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios