martes, noviembre 30, 2021
Inicio Destacados #InfografíaIMP Los altos costos de servicios playeros sorprendieron a todos en la...

#InfografíaIMP Los altos costos de servicios playeros sorprendieron a todos en la semana de la reactivación el sector turístico #2Nov

-

La reactivación del sector turístico en el país, luego de la paralización de más de 6 meses, debido a la cuarentena impuesta como medida preventiva de la COVID-19, trajo consigo ajustes tarifarios que muchos usuarios en redes sociales catalogaron como desconectados a la realidad socioeconómica de Venezuela.

Un ejemplo es la Federación de Lancheros de Chichiriviche, estado Falcón, quienes publicaron la lista de precios para los viajes a los cayos dolarizados y con aumentos de más de 100% con respecto al año pasado.

- Publicidad -

Ir hasta Cayo Muerto cuesta $40, $50 a Cayo Sal, $60 a Cayo Peraza, $120 a Cayo Sombrero entre otros, mientras que, si el usuario quiere un paseo, los cortos se ubican en un rango de $180 los largos en $250, y un “full day” $320.

Los usuarios redes sociales, no tardaron en comparar los altos costos con otros servicios. “Con lo que se paga por 2 “full day” en Chichiriviche, casi puede costear un crucero por Europa”, se podía leer en diferentes post por twitter

No todas las familias podrán disfrutar de ir a la playa como en otros años. Cabe destacar que el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró, el pasado 29 de octubre, 12 protestas por mejoras de condiciones laborales en varios estados del país que fueron protagonizadas por empleados públicos y jubilados quienes perciben menos de un dólar al mes para vivir.

La Unicef afirma que el deporte, el juego y recreación son un derecho, pero ejecutarlos en Venezuela ha pasado a ser un lujo.

- Publicidad -

Debes leer

Estos son los síntomas de la variante ómicron #29Nov

Las autoridades sudafricanas reportaron el pasado miércoles 24 de noviembre la existencia de una nueva variante del coronavirus, el viernes 26 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la clasificó como de “preocupación” y le dio el nombre griego ómicron.