#VIDEO Canción a la diáspora venezolana, un himno a la esperanza

Luis Miguel Rodríguez | Foto: Cortesía |

Es un tema compuesto por músicos nativos de Venezuela que actualmente viven en Marruecos, África, como regalo a todos aquellos migrantes que huyeron de la grave crisis pero siempre sueñan con volver.


Transcurría un nuevo día de cuarentena por la pandemia del coronavirus cuando Héctor Martínez, un músico venezolano radicado desde hace 9 años en la ciudad de Marrakech, Marruecos, contactó a través de una llamada telefónica a su paisano y amigo Jhonny Valenzuela, también residenciado en el país africano, con el firme propósito de elaborar una canción en dedicatoria a todos aquellos venezolanos que por la grave crisis salieron de su país en busca de un mejor futuro.

Ambos oriundos de Valencia, capital del estado Carabobo, se conocieron años antes de migrar, todo esto gracias a la música.

Con pocos recursos para producir el tema pero con muchas ganas y motivación, Valenzuela utilizó su teléfono inteligente para grabar la letra mientras que Martínez, que no contaba con un cuatro llanero para componer un vals pasaje, buscó las formas — utilizó una guitarra — para que la melodía sonara lo más tradicional posible.

Con menos de un minuto de duración, la canción fue enviada a través de WhatsApp a la comunidad venezolana que hace vida en Marruecos con la intención de que fuese difundida y, en otros aspectos, ser modificada a otros ritmos.

Otros músicos venezolanos en Marruecos se animaron a versionarla

Para este 2020, Marruecos cuenta con una gran cantidad de músicos venezolanos que con su talento deleitan a sus pobladores.

Al escuchar la canción dedicada a la diáspora venezolana, el contrabajista y guitarrista valenciano, Freddy Finol quedó encantado con la iniciativa y quiso aportar nuevas ideas; es por ello que contacta a su colega Miguel Vargas, un pianista nativo de Barquisimeto, para hacer arreglos a la versión hecha por Héctor y Jhonny.

Pese a que Vargas se encuentra en el poblado de Tánger y Finol en Marrakech, ciudades separadas por más de 500 kilómetros, sacar adelante una segunda versión no fue tan complicado para ellos gracias a la tecnología. Mediante sus teléfonos inteligentes plantearon las ideas y construyeron una melodía más moderna, un pop latino.

Posteriormente, se comunicaron con el cantante maturinés José Manuel Beomont, mejor conocido por ellos como ‘Manolo’, para que le diera voz al tema.

El decidido y animado Manolo no tardó siquiera 2 días para grabar la letra y es cuando Freddy se dispuso a editar la canción.

Tras varios días de trabajo, y encerrados por el confinamiento, este grupo de músicos regalaron a todos los migrantes venezolanos una canción que les motivará a seguir soñando con volver a una nación libre, próspera y democrática.

Los músicos fueron entrevistados por Elimpulso.com a través de una videollamada, con la intención de difundir y hacer llegar esta pieza esperanzadora a todos los venezolanos regados por el mundo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios